Los supervisores, investigados

El juez cita en marzo a los nuevos imputados del caso Bankia

El 13 de marzo comparecerá Fernando Restoy y el 16, Miguel Ángel Fernández Ordóñez

El exgobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez.
El exgobernador del Banco de España Miguel Angel Fernández Ordóñez.

El juez instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, no ha tardado en recoger el guante de la Audiencia Nacional que, contraviniendo su criterio, decidió imputar en la causa a los principales responsables de supervisión durante la salida a Bolsa de la entidad.

Andreu ha emitido este miércoles nuevas diligencias citando a declarar a los ocho nuevos imputados en menos de un mes, concretamente entre los días 13 y 16 de marzo, cuando deberán comparecer en calidad de investigados.

El 13 de marzo declararán los exresponsables de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura, que fue presidente, y quien erasu segundo, Fernando Restoy, que luego se convirtió durante años en subgobernador del Banco de España, cargo que acaba de dejar para ir al Instituto de Estabilidad Financiera del Banco Internacional de Pagos (BIS).

El 14 de marzo están citados el que era jefe de grupo de inspección de Bankia, Pedro Comín y el director del departamento de cajas, Pedro González.

El 15 de marzo será el turno de quien fue coordinador del departamento de inspección de Cajas de Ahorro, Mariano Herrera, y del exdirector general del supervisión Jerónimo Martínez Tello.

El 16 de marzo, finalmente, deberán comparecer ante el juez el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y su segundo en aquella época, Javier Aríztegui.

Inicialmente, el juez Andreu había rechazado hasta en dos ocasiones imputar en la causa a los responsables de supervisión durante la salida a Bolsa de Bankia, una petición recurrente de la acusación popular que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC).

La primera vez, la Audiencia estuvo de acuerdo con criterio del juez y el fiscal Alejandro Luzón de que no había lugar a estas imputaciones. La revelación que supusieron los correos del inspector del Banco de España José Antonio Casaus, aportados a la causa el pasado otoño, que demostraban que la cúpula del supervisor estaba al tanto de la debacle que esperaba a Bankia si salía a Bolsa han hecho cambiar de parecer a la Audiencia.

Normas