La salida a Bolsa de la entidad, a juicio

Dimiten los tres directivos del Banco de España imputados por la salida a Bolsa de Bankia

Mariano Herrera, Pedro Comín y Pedro González han renunciado

Banco de España
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

Tsunami en el Banco de España. La decisión de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional de imputar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez, al expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura, así como a su segundo en el cargo cuando se produjo la salida a Bolsa de Bankia aquella época, y posterior subgobernador del supervisor financiero, Fernando Restoy, como a otros directivos en activo en el Banco de España ha abierto una crisis en la institución supervisora.

El director general de supervisión del Banco de España, Mariano Herrera, su número dos, Pedro Comín, y el inspector Pedro González dimitieron este lunes de sus cargos. Esta es la primera vez que se produce una dimisión en cadena de estas características en el organismo encabezado por Luis María Linde. Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Javier Aríztegui (subgobernador con Ordóñez) también salieron de la institución supervisora antes de que terminaran sus respectivos mandatos en 2012, al adelantar su relevo en un mes.

Los tres directivos que ahora han presentado su renuncia al cargo dirigían a los inspectores de Bankia antes de su salida a Bolsa en julio de 2011.

El Banco de España explicó este lunes en un comunicado que, en sus escritos de renuncia, los tres expresan su deseo de no permanecer en sus cargos con el fin de que su citación para declarar como investigados en el caso Bankia “no afecte al desarrollo de las funciones de supervisión del Banco de España”.

Las renuncias se presentarán en la sesión de la comisión ejecutiva de esta institución hoy día 14 de febrero, añade el supervisor. Pese a renunciar a sus cargos Herrera, Comín y González podrán seguir como empleados del Banco de España, explican fuentes de la institución.

La Audiencia Nacional también ha ordenado al juez instructor del caso Bankia, Fernando Andreu, que cite como investigados a Jerónimo Martínez Tello, Javier Aríztegui y los tres inspectores que han renunciado a sus puestos: Mariano Herrera, Pedro Comín y Pedro González.

Martínez Tello fue también director general de supervisión del Banco de España desde 2009 a 2012. Y antes fue director del departamento de inspección de las cajas de ahorros. Martínez Tello se jubiló el pasado mes de julio.

Otro de los imputados es Javier Aríztegui. El ya exsugobernador con Ordóñez es ahora uno de los cinco miembros del comité administrativo de revisión del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), dependiente del Banco Central Europeo.

Poco después de que el Banco de España emitiera su comunicado anunciando la dimisión de tres de sus directivos, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) también emitió una nota en que manifiestaba “su respeto en relación con la decisión de la Audiencia Nacional, conocida hoy (por ayer), de citar a declarar como investigados a los señores Segura y Restoy (en su momento presidente y vicepresidente de la CNMV, respectivamente) en el contexto de las diligencias que se siguen en dicho órgano jurisdiccional sobre la salida a Bolsa de Bankia”.

“En cualquier caso, la CNMV muestra su convencimiento de que la actuación de la institución en el mencionado proceso de salida a Bolsa fue correcta y se llevó a cabo con la debida profesionalidad y diligencia”, añade.

El organismo que encabeza Sebastián Albella Comisión ha expresado su deseo de que las actuaciones judiciales en curso “contribuyan al más completo conocimiento público de los hechos”.

Tanto los directivos y el exgobernador y exsubgobernador del Banco de España podrán contar con la defensa judicial del Banco de España. Lo mismo sucede con Restoy y con Segura (ya jubilado), cuya defensa será aportada por la CNMV, como ocurre en el caso de todos sus empleados, siempre que la causa a juzgar sea consecuencia de su labor profesional en la institución.
Fernando Restoy es desde el pasado 2 de enero el presidente del Financial Stability Institute (FSI), una institución dependiente del Banco de Pagos Internacionales de Basilea (BIS). Fuentes financieras consultadas aseguran que su imputación no tiene que llevar aparejada su salida de su actual cargo.

La salida de los tres directivos abre una crisis en el Banco de España en un momento en el que la institución se encuentra también enfrentada a una parte de sus inspectores, y en el que Ciudadanos y Podemos han solicitado la apertura de una comisión de investigación por el rescate de las cajas de ahorros entre 2008 a 2012. Y entre ellas, se encuentra Bankia, que recibió 22.424 millones de euros.

Normas