Reunión funcionarios

Hacienda baraja prorrogar el presupuesto ante el 'no' del PSOE

Gobierno y sindicatos de funcionarios fijan los asuntos dispuestos a negociar

El Ejecutivo admite que si hay acuerdo con los sindicatos podría aprobar la subida salarial por decreto

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, junto a Elena Collado, secretaria de Estado de Función Pública.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda, junto a Elena Collado, secretaria de Estado de Función Pública. Efe

Dada la resistencia del PSOE a brindar su apoyo, el Ministerio de Hacienda valora continuar con el presupuesto de 2016 prorrogado en lugar de aprobar unas cuentas específicas para 2017, tal y como se pudo comprobar en la reunión que mantuvieron esta tarde la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, y los tres sindicatos con mayor representación entre los funcionarios. Gobierno y sindicatos solo acordaron fijar en los próximos días la lista de asuntos que están dispuestos a negociar.

Frente al discurso que había mantenido hasta ahora el Gobierno del PP de la necesidad de contar cuanto antes con un presupuesto específico para 2017, diversas fuentes cercanas al Ejecutivo manejan cada vez con más fuerza la posibilidad de que si no hay acuerdo con el PSOE, el presupuesto de 2016 siga prorrogado durante todo este ejercicio. De hecho, así se puso de manifiesto en la reunión que mantuvieron esta tarde representantes de UGT, CC OO y CSIF con la secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, para abordar los temas que más preocupan a los empleados del sector público.

El hecho de que ya se haya aprobado el techo de gasto y se cuente con el respaldo de Bruselas al escenario presupuestario que remitió el Gobierno a la Comisión Europea en diciembre pasado, da margen suficiente al Ejecutivo para seguir con la senda de consolidación fiscal.

Además, como ya ocurrió con la revalorización de las pensiones o la subida pactada con los socialistas para el salario mínimo interprofesional (SMI), si el Ministerio de Hacienda acuerda la subida salarial de los funcionarios en las próximas semanas o la aprobación de una oferta de empleo público extra, como piden los tres sindicatos, siempre podrá aprobarse un decreto que establezca las cuantías de dichas mejoras de sueldos y plantillas.

Fuentes políticas recuerdan que el proceso abierto en el PSOE, con la celebración de primarias en mayo y un nuevo congreso en junio, está dificultando la consecución de un acuerdo con los socialistas en materia presupuestaria y el presidente Mariano Rajoy siempre se ha mostrado partidario de aprobar unas nuevas cuentas públicas si se contaba con un amplio respaldo y no solo con los votos de Ciudadanos, Coalición Canaria y el PNV.

Cambio de talante

En cuanto a cómo transcurrió la reunión con los sindicatos de funcionarios, las tres organizaciones coincidieron en que lo más positivo del encuentro fue el cambio de talante mostrado por la nueva secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado. UGT, CC OO y CSIF se comprometieron a enviar a Hacienda por escrito todos los asuntos sobre los que acordaron que es necesario negociar y, por su parte, el Ejecutivo les garantizó que se hablará de todos ellos o bien en la Mesa General de la Función Pública (único órgano con capacidad para alcanzar acuerdos) o en reuniones bilaterales específicas sobre cada uno de los asuntos apuntados.

Donde todos coincidieron en que la secretaria de Estado mostró mayor voluntad de alcanzar un acuerdo fue en qué medidas adoptar para paliar la precariedad del empleo público. “El Gobierno reconoce que es un tema capital por las últimas sentencias judiciales promulgadas por el Tribunal de Justicia Europeo y está dispuesto a estudiar soluciones que eviten su judicialización”, explicó Antonio Cabrera, coordinador del Área Pública de CC OO.

Tasa de reposición por sectores y mejora salarial

Otro de los escasos compromisos que arrancaron los sindicatos a la secretaria de Estado de Función Pública, además de la convocatoria de la Mesa General en un plazo máximo de 15 días, es que Hacienda estudiará sector por sector la posibilidad de eliminar los topes de la tasa de reposición y permitir a las distintas administraciones que se repongan todas las bajas, por jubilación o fallecimiento, entre otras causas, que se produzcan en el sector público.

En materia salarial, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Julio Lacuerda, explicó que Elena Collado admitió que aunque se prorrogen las cuentas todo este año, se podría aprobar una mejora salarial para los empleados públicos, siempre y cuanto eso sí no se vulnere el techo de gasto aprobado. Los sindicatos se mostraron dispuestos a establecer un escenario plurianual para recuperar el poder adquisitivo perdido en los últimos años que UGT cifra en un 13% de media.

En esta línea, CSIF reivindicó un acuerdo de legislatura para la recuperación del poder adquisitivo o, al menos, la bajada del 5% que se produjo en 2010, así como “la derogación del decreto de recortes (descuentos por baja médica y jornada de 35 horas)”.

El sindicato valoró la disposición a negociar del Ministerio, pero espera que Hacienda responda con “medidas concretas” a las reivindicaciones de los empleados públicos “tras años de recortes y pérdida de poder adquisitivo”. Además, esta organización reclamó un acuerdo político entre el Gobierno y las formaciones parlamentarias que permita avanzar en la aprobación de los Presupuestos y exigió “que no se utilice a los funcionarios como moneda de cambio en una eventual negociación”.

Normas