Primeras medidas del Gobierno de EE UU

Trump prevé empezar a construir el muro con México “en meses”

La nueva Administración de EE UU ratifica que el país vecino pagará el 100% de su coste

Trump asegura que el muro será beneficioso para México

Atlas

Tal y como se había anunciado, el nuevo presidente de EE UU, Donald Trump puso en marcha hoy la orden que da luz verde a una de sus promesas electorales más polémicas: la construcción de un muro en la frontera con México. Trump ratificó que las obras se iniciarán “en meses”.

Antes de firmar la orden ejecutiva que pone en marcha esta iniciativa, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había anunciado en una entrevista a ABC News a primera hora de la mañana que la construcción del muro en la frontera con México comenzará en cuestión de “meses” y el país vecino reembolsará “al cien por cien” los costes de esta obra, cuyos detalles siguió sin aclarar.

En este sentido, explicó que su objetivo es comenzar “en cuanto se pueda”. “En cuanto sea físicamente posible”, explicó. De esta forma, y aunque la planificación se iniciará “inmediatamente”, las obras aún podrían retrasarse varios “meses”, añadió Trump, que ve en este muro una herramienta contra el tráfico ilegal de personas en la frontera. “Va a ser bueno para México. Queremos un México muy estable y muy sólido”, aseguró.

El mandatario estadounidense insistió en lo que “siempre” ha dicho, que la construcción “será de alguna forma reembolsada por México”. Trump no aclaró cómo –de hecho admitió que puede ser “complicado“–, pero subrayó que obligará al país vecino a asumir el “cien por cien” de unas obras de las que el Gobierno de Enrique Peña Nieto ya se ha desmarcado.

El presidente estadounidense confirmó que el Gobierno federal adelantará el dinero necesario para iniciar la construcción, pero luego los mexicanos se encargarán de devolverlo. “Todo se nos reembolsará en una fecha posterior con cualquier transacción que hagamos con México. Solo le digo que habrá un pago, que sucederá de alguna forma, quizás una forma complicada, lo que estoy haciendo es bueno para Estados Unidos, también va a ser bueno para México. Un México muy estable y muy sólido”, afirmó.

Preguntado por la negativa del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, a pagar la factura del muro, Trump respondió que no puede decir otra cosa. “Él tiene que decir eso, tiene que decir eso”, justificó el magnate neoyorquino.

Otra de las actuaciones que fueron anunciadas hoy a través de una serie de comentarios en la red social Twitter es la intención del nuevo presidente norteamericano de pedir una “investigación importante sobre el fraude electoral” que “fortalecerá los procedimientos de votación” en función de los resultados de la investigación.

El Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) aseguró nada más conocer estas intenciones que las acusaciones de Trump, sobre la existencia de fraude electoral en los comicios presidenciales eran tan solo una maniobra de distracción para que no se hable de la injerencia rusa en los mismos. “Todo el mundo sabe que no hubo fraude electoral en las elecciones”, afirmó el DNC en un comunicado.

Por su parte, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, advirtió hoy de que las políticas migratorias “deben respetar los derechos humanos”, ante la aprobación, por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de las bases para construir el muro con México. “Los migrantes son titulares de derechos como cualquier ciudadano en cualquier país”, afirmó Almagro en una comparecencia ante la asamblea parlamentaria Euro-Latinoamericana (Eurolat) en el Parlamento Europeo (PE).

Normas