Cómo obrar el milagro de que a un autónomo le concedan una hipoteca

El autónomo que pretenda solicitar una hipoteca se enfrentará a uno de los retos más laboriosos de su carrera. Es considerado, de base, un valor de riesgo por los bancos, lo que dificulta enormemente que pueda conseguir una hipoteca.

Cómo obrar el milagro de que a un autónomo le concedan una hipoteca

"Los sistemas de garantías y evaluación de riesgo valoran la estabilidad en los ingresos y, por tanto, una nómina. Algo que el autónomo no puede acreditar porque en la mayoría de los casos se trata de ingresos inciertos en el tiempo". Esto es lo primero que oímos al abordar la posible consecución de una hipoteca por parte del colectivo de trabajadores por cuenta propia. Suficiente como para hacernos una día de que no será tarea fácil conseguirla. ¿Algún autónomo puede acreditar el dinero que ganará de aquí a diez años?

La frase es de Celia Ferrero, vicepresidenta ejecutiva de la Federación Nacional del Trabajo Autónomo, a la que pedimos un análisis de las dificultades que tiene un autónomo para conseguir un crédito para la vivienda, y las posteriores soluciones para conseguirlo. Desgraciadamente, es sólo el principio. Otras opiniones también nos ponen en alerta de que esto no será tarea fácil.

Según un análisis de Antonio Sánchez Romero, en la revista de la Confederación Intersectorial de Autónomos del Estado Español, a este colectivo se le exige disponer de un 30% del valor solicitado, mientras que a un asalariado sólo el 20%. El autónomo es, por lo tanto, un valor de riesgo, por lo que la "exigencia de garantías suplementarias y avales serán mayores que para los asalariados. Así como la documentación acreditativa a aportar", prosigue Ferrero.

La relación entre cotizar por la mínima y la hipoteca

Más del 80% de los autónomos cotizan en la actualidad por la base mínima. Esto limita las opciones de tener una buena pensión de jubilación, lo que a su vez tiende a acortar los años que el banco está dispuesto a ampliar el préstamo. Las entidades de crédito temen que la disminución de ingresos en época de jubilación se convierta en un riesgo para el pago. Por lo tanto, el primero de los consejos sería compensar con un plan privado de ahorro o jubilación, o bien aumentar las cotizaciones lo máximo posible, con el objetivo de presentar unos ingresos por pensión pública más altos. De este modo, el banco podría plantearse no ahogar al cliente con un plazo de pago más alargado en el tiempo.

Qué tiene que hacer un autónomo para obrar el milagro

Uno de los factores que facilitará la consecución de la hipoteca es presentar otro bien como garantía de cobro, o avalistas con bienes embargables, para que el banco se asegure el cobro de la hipoteca.

Así lo aseguran desde la Confedereación CIAE, quienes aportan un segundo truco menos conocido entre los autónomos: si el bien pertenece a la cartera de un banco será mucho más fácil conseguir el crédito.

En cualquier caso, el autónomo parece precatalogado como un cliente de riesgo, con lo que debemos trabajar para demostrar que esto no es así. Según recomienda Celia Ferrero, será necesario preparar de antemano toda la documentación, de la forma más clara y rigurosa posible. ¿Qué documentación exactamente?

  • Un histórico de cuentas.
  • Un histórico de balances.
  • Un histórico de clientes.
  • Que se ha mantenido siempre al día en pago de impuestos y cuotas a la Seguridad Social.
  • Bienes patrimoniales de su propiedad.
  • Declaraciones de la renta de los últimos periodos.
  • Previsiones de negocio, con el objetivo de demostrar la solvencia actual del negocio, pero también la viabilidad del mismo en el tiempo.
Normas