El salto de calidad de las deportistas atrae público y financiación

El deporte femenino español pide paso... e Iberdrola empuja

La eléctrica es el impulsor principal de nueve federaciones deportivas

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, posa junto a jugadoras representantes de los 16 equipos que integran la máxima categoría del fútbol femenino, la Liga Iberdrola, durante su presentación al inicio de la competición.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, posa junto a jugadoras representantes de los 16 equipos que integran la máxima categoría del fútbol femenino, la Liga Iberdrola, durante su presentación al inicio de la competición.

Carmen Valero, la primera atleta española en competir en unos Juegos Olímpicos (Montreal 1976), y ya en los ochenta nombres como Coral Bistuer o Arantxa Sánchez Vicario eran un oasis en el desierto panorama del deporte femenino en España. En el año 1992, la celebración de los Juegos Olímpicos en Barcelona vino a marcar un punto de inflexión. Los oros del equipo femenino de hockey sobre hierba, las yudocas Miriam Blasco y Almudena Muñoz y la vela (clase 470) con Theresa Zabell y Patricia Guerra empezaron a dar visibilidad al deporte de élite femenino (8 de las 22 medallas las consiguieron mujeres).

Desde entonces ha habido un progresivo suma y sigue de éxitos del deporte femenino español que ha dado un estirón en los últimos años. De hecho, en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, 9 de las 17 medallas obtenidas por España se las colgaron mujeres (cuatro fueron de oro).

Incentivos fiscales del 90% de los donado para las empresas

Universo Mujer “se aprobó en la Ley 36/2014 de Presupuestos, con validez para 2015, 2016 y 2017, como acontecimiento de excepcional interés público, lo que permite a las empresas beneficiarse de incentivos fiscales. Concretamente, el 90% de las donaciones que se realicen pueden ser recuperadas vía impuesto de sociedades”, subraya Susana Pérez Amor, subdirectora general de Mujer y Deporte.

“Se necesita, en primer lugar, un proyecto deportivo y en segundo lugar, una financiación para ese proyecto. Las empresas hacen donaciones al programa en general, no a proyectos determinados. El destinatario de los fondos, la Fundación Deporte Joven, es la encargada de ejecutarlos”, prosigue Pérez Amor.

A la iniciativa se han sumado hasta ahora también Pelayo, Quirón Salud y Danone.

El auge del deporte femenino atrae cada vez más el interés informativo y de público, y con él, la llegada de empresas patrocinadoras, como Iberdrola, que a través de su iniciativa Mujer, energía y deporte es, desde el pasado mes de julio, el impulsor principal de las federaciones femeninas de gimnasia rítmica, natación, bádminton, fútbol, rugby, triatlón, piragüismo, voleibol y voley-playa, mediante un acuerdo con el Consejo Superior de Deportes (CSD) dentro de su programa Universo Mujer.

Universo Mujer es un programa integral para el desarrollo de la mujer y su evolución personal dentro de la sociedad, “con el que se quiere promocionar el deporte femenino en su conjunto, también la actividad física”, señala Susana Pérez Amor, directora general de Mujer y Deporte.

“Quisimos vincular uno de los valores de la compañía, la igualdad de género, con el mundo del deporte, que aporta otros valores, como el esfuerzo, el equipo, la superación… y se pensó en la posibilidad de trabajar con el fútbol femenino. Finalmente, el CSD nos explicó su programa Universo Mujer y pensamos en un acuerdo marco que pudiera abarcar más modalidades deportivas”, relata Carmen Cabrera, responsable de patrocinios de Iberdrola.

El convenio con el CSD tiene una duración de dos años y con cada federación se ha negociado un plan específico en función de las carencias y necesidades de cada una de ellas, también con una duración de dos años, aunque son revisables según se vayan ejecutando, apunta la responsable de patrocinios de Iberdrola.

El propósito del acuerdo es, como afirmó el propio presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en su presentación, “aumentar la visibilidad, relevancia y repercusión social del deporte femenino, así como reducir la brecha que todavía le separa del deporte masculino”. “Nosotros no somos patrocinadores al uso, somos impulsores”, asegura Cabrera. “Con todas las federaciones deportivas tenemos planes que van desde formación en los colegios y de base en la propia federación a campañas para impulsar los éxitos del deporte femenino”, explica.

Fútbol femenino

Donde más se está notando el salto cualitativo y de repercusión es en el fútbol femenino. Desde esta temporada, la Primera División se denomina Liga Iberdrola y aunque la liga en sí no tiene carácter profesional, “todas las jugadoras que disputan la competición [lo componen 16 equipos] cobran un sueldo por ello y cotizan a la Seguridad Social. Es un compromiso que se adquirió con el patrocinador”, destaca Lola Romero, directora del Atlético de Madrid Femenino. “Por fin los patrocinadores se han dado cuenta del potencial que tiene comercialmente. Existe una sinergia entre lo que puede dar el fútbol femenino y los patrocinadores”, enfatiza Romero.

La directora del Atlético de Madrid asegura que cada vez va más gente al estadio (el equipo disputa sus partidos como local en la Ciudad Deportiva de Majadahonda) y que el conocimiento de lo que sucede en la liga es mayor, “pues entra en los hogares a través de la televisión, con tres partidos cada fin de semana, dos en abierto a través de Mediapro y Gol y otro más en el canal de pago BeIn Sports”.

La responsable de patrocinios de Iberdrola reconoce que en el fútbol femenino es donde quizá más esfuerzo se ha hecho, porque la brecha con el masculino es mayor, y destaca iniciativas como la de disputar partidos de la Liga Iberdrola en los estadios de los grandes clubes del fútbol español, que contribuyen a aumentar la repercusión y que han resultado un éxito. “De momento lo hemos hecho en La Romareda [Real Zaragoza] y en el Vicente Calderón [Atlético de Madrid], y volveremos seguro al Calderón”, señala Cabrera. En La Romareda, el encuentro entre el Zaragoza y el Valencia congregó a cerca de 4.000 seguidores, y antes, en el Vicente Calderón, el partido disputado entre el Atlético de Madrid y el Barcelona atrajo a casi 15.000 personas al estadio madrileño.

“Lo que queremos al final es cerrar un círculo virtuoso. Das a conocer los éxitos de las chicas y estas se convierten en referentes. Ya no piensan en Cristiano Ronaldo, ya piensan en Vero Boquete. Para parecerse a estas acuden a las federaciones para practicar ese deporte y quizá algún día se conviertan también en un referente, y el círculo virtuoso da vueltas”, expone Carmen Cabrera.

Promoción del deporte de base y de élite

Como parte de su labor de promoción del deporte femenino, el Consejo Superior de Deportes e Iberdrola han puesto en marcha el Tour Mujer, energía y deporte, una gira itinerante por varias capitales de provincia (está aún por cerrarse pero las próximas serán Palma de Mallorca y Bilbao). El tour ya tuvo su primera experiencia en Castellón de la Plana los días 12 y 13 de noviembre.

En un espacio abierto de la ciudad (en Castellón de la Plana fue en el Parque Ribalta), “durante un fin de semana cada federación expone su propia programación, con una parte de showroom, con imágenes, presencia de deportistas destacadas, etc., y otra parte de activación, por ejemplo instalando una cancha de voleibol o una portería de balonmano, etc.”, explica Carmen Cabrera. “Además se monta un gran escenario donde se imparten masterclass de alimentación, gimnasia deportiva y buenas costumbres, como estiramientos para evitar lesiones musculares o hacerte daño en los huesos”, añade.

“Se trata, por un lado, de captar la atención de niñas, chicas, mujeres, todos los tramos de edad, y por otro lado, si se les despierta la curiosidad o ya existe, que sepan dónde pueden federarse y no solo practicarlo como hobby”, concluye.

Normas