Entrevista
Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de BlackRock Iberia
Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de BlackRock Iberia

“El efecto de Trump a 10 años va del 3% al 23% del PIB”

La recomendación de BalckRock es sobreponderar Bolsa e inversiones alternativas e infraponderar renta fija.

La mayor gestora de fondos de inversión del mundo, con un volumen de patrimonio de 5,1 millones de dólares, observa 2017 como un punto de inflexión, en el que la renta variable es claramente el activo a sobreponderar y en el que se confirmará el fin de un largo ciclo de 35 años de rally en la renta fija. La economía de EE UU va a ser el gran motor de ese cambio, espoleada por la llegada al poder de Donald Trump y la expectativa de unas políticas que impulsen el crecimiento y la inflación. La gran duda, según explica Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de la gestora en Iberia, es cuál será el grado final de implementación de las medidas anunciadas y hasta dónde será capaz de llegar Trump en materia de proteccionismo.

¿Qué se puede esperar de la llegada al poder de Trump y su impacto en la economía de EE UU?

Está claro que EEUU es uno de los principales motores de cambio que vemos para 2017. Con Trump se abre la puerta a una nueva política monetaria, es un cambio psicológico muy importante para los inversores. En los últimos años estábamos acostumbrados a hablar de crecimiento bajo, inflación baja, políticas monetarias acomodaticias…y por primera vez empezamos a hablar de que EE UU va a crecer más, con más inflación y que las políticas que se van a implementar están más por el lado fiscal que por el monetario. La reflación es el nuevo escenario central con el que hay que trabajar.

¿No se ha magnificado antes de tiempo el impacto positivo de Trump en la economía y el mercado?

Desde luego que hay muchas incertidumbres porque se han dicho muchas cosas y hay que ver cómo se concretan. Hay políticas más fáciles de implementar que otras. Por ejemplo, la bajada de impuestos de sociedades que propone Trump es muy fácil de implementar y muy rápida en mercado y eso es un impacto fiscal en EE UU importante. El plan de infraestructuras es mucho más difícil, hasta que se invierte el dinero anunciado pueden pasar muchos años. En la próxima década, las medidas del impacto de Trump pueden ser de entre un 3% y un 23% de crecimiento del PIB. Un abanico muy amplio y este es uno de los temas que nos preocupan.

EE UU está en pleno empleo y la Fed ya está subiendo tipos, ¿qué riesgo hay de que cambie el ciclo durante el mandato de Trump?

Nosotros el fin de ciclo económico en EE UU no lo vemos. La crisis financiera global de 2008 fue más severa. Y por tanto la recuperación va a ser distinta. Por fundamentales, estamos en un escenario mucho más cierto que antes. Son sólidos en prácticamente todas las zonas del mundo. Simplemente, hay más incertidumbres geopolíticas.

 ¿Qué peligros plantea Trump para los países emergentes? ¿Ve posible una guerra comercial?

El tema del proteccionismo es algo que nos preocupa, aún hay poca información para ver impacto global. De todas formas, nuestra visión de los emergentes es muy positiva. Presentan un crecimiento y fundamentales solventes, un crecimiento fuerte, con ratios de endeudamiento bajos y donde además en los últimos años los gobiernos han sido capaces de implementar reformas estructurales. El impacto que ha podido tener Trump sobre las divisas ha sido ya bastante significativo. Tenemos más preferencia por Asia emergente, pero los emergentes están preparados para aguantar un cambio de política.

¿También México? Es el país más vulnerable a Trump...

Evidentemente, México es uno de los países que se va a ver más afectado, también China. Lo vigilamos de cerca.

¿Tiene aún recorrido Wall Street tras el reciente rally?

Dentro de las principales bolsas desarrolladas nuestra visión más positiva es Japón. Recomendamos estar sobreponderados por su estabilidad política, la debilidad del yen y por el apoyo del banco central. En EE UU, el escenario de reflación es positivo para economía pero la incertidumbre sobre el impacto económico de Trump en la próxima década más el hecho de que las valoraciones nos parecen las más caras de todas nos hacen tener una posición neutral, al igual que para la Bolsa europea. Los fundamentales nos gustan pero la incertidumbre política nos preocupa.

¿Cuál es la visión para la renta fija ante la llegada de Trump?

Hay un gran punto de inflexión en la renta fija, los mínimos en rentabilidad ya los hemos visto. Aunque no vemos a los bonos de EE UU pagando un 4% o un 5% ni nada por el estilo. Las rentabilidades subirán pero de forma comedida en todo el mundo.

Alza de beneficios en Europa del 10%

La mejora de los beneficios empresariales en Europa es uno de los principales motivos para el reciente cambio en la visión de BlackRock sobre la Bolsa europea, que ha pasado de infraponderar a neutral. “Los fundamentales son razonables: más crecimiento, ligero repunte de la inflación y un banco central absolutamente volcado. Nos falta para estar positivos del todo más certidumbre por el lado geopolítico”, explica Manuel Gutiérrez-Mellado, que espera además que el alza de los beneficios empresariales empiece a recogerse en las valoraciones. “Nuestro escenario central es de un alza de doble dígito, no hablamos de pequeñas mejoras, sino de mejora sustancial, de un alza entre el 10 y el 12%. El gran problema es que llevamos varios trimestres trabajando con esas previsiones de beneficios, que no se han llegado a materializar. Hubo mejoras que el brexit se llevó por delante. Pero ahora los riesgos de desilusión en resultados están más acotados”, añade.

Gutiérrez-Mellado reconoce también que la posición de BalckRock sobre la Bolsa española “es más constructiva”, después de que la visión hacia el conjunto de la Bolsa europea haya variado. “Antes éramos muy pro ciclo europeo y ahora somos más pro ciclo global”. El experto cree que el repunte de la inflación va a perdurar en los próximos trimestres, también en la zona euro. “Veremos qué pasa en la segunda parte del año, pero vemos que el escenario de reflación está aquí para quedarse durante varios trimestres.

Normas
Entra en EL PAÍS