Divisas

¿Ha tocado suelo la libra?: los expertos responden

La volatilidad dominará el mercado en función del devenir de las negociaciones

brexit

El mercado de divisas no gana para sobresaltos. Si hasta el momento el dólar era la moneda que más movimientos experimentaba, en las últimas sesiones la libra le ha tomado el relevo. La divisa británica lleva instalada en la tendencia bajista desde el triunfo del brexit en el reférendum del 23 de junio y sesión a sesión ha ido profundizando en sus mínimos de 1985. Sin embargo, el martes, coincidiendo con la presentación del proyecto de Reino Unido para su escisión de la UE, la libra experimentó un punto de inflexión y se anotó la que es su mayor subida del 2008. Tras la corrección de ayer, hoy las subidas regresan al mercado.

El ascenso registrado por la libra podría asociarse a que la primera ministra, Theresa May, anunció la puesta en marcha de un 'brexit blando'. Sin embargo, en la comparecencia que celebró esta semana ocurrió todo lo contrario. Las dudas se amontonan en la mente de los inversores y son muchos los que se preguntan qué ha pasado para que la libra se diera la vuelta y pasara de devaluarse a apreciarse.

Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities, afirma que el simple hecho de que “May se haya comprometido a que cualquier propuesta final sobre el proceso de salida de la UE tenga que ser aprobado por las dos cámaras del Parlamento británico es interpretado por los inversores como un modo de suavizar el acuerdo”. En la misma línea se mueven los expertos de Ebury que apuntan a que esta condición ha sido más que suficiente para que los inversores, que venían descontando el escenario desde hace semanas, se decantaran por las subidas.

Los analistas de Bank of America Merril Lynch resaltan que aunque la premier británica esbozó las líneas de una salida abrupta, esta no será tan intensa. Una especie de brexit cocinado a su gusto que según prevén se prolongará y estará sometido a constantes tira y afloja entre Londres y Bruselas.

La subida que acompañó a la libra el martes no supone, en palabras de Ángel Pérez, analista de Renta 4, un cambio de tendencia. May ha expuesto su programa y ahora llegará el turno de réplica de la UE. “Las negociaciones serán largas y es de prever que Reino Unido tenga que ceder en alguna de sus pretensiones”, señala.

“El mercado venía descontando un escenario peor”, argumentan desde Unicorp Patrimonio. Miguel Paz analista de la firma considera que a lo largo de este año donde mejor se va a reflejar la tensión política será en las cotización de las divisas y cree que lo acontecido en esta ocasión será un movimiento a repetir por los inversores en los próximos meses. Es decir, que el mercado se tensione a la espera de que se confirmen los rumores y una vez que la noticia se conozca, los inversores apostarán por la corrección.

Pero las subidas no solo tienen su justificación en la decisión de May de someter el brexit a la votación del Parlamento. Paz señala que los últimos datos macro publicados muestran cómo la economía de Reino Unido se ha comportado mejor de lo esperado. El triunfo de la decisión de los partidarios de abandonar la UE desató el nerviosismo en el mercado, pero conforme han avanzado los meses la calma ha regresado. De hecho, el presidente del Banco de Inglaterra, Mark Carney reconoció que habían errado en sus predicciones. El último dato que ha servido para corroborar que la situación no es tan mala como se pensaba es la cifra de inflación publicada esta misma semana. El IPC de Reino Unido cerró 2016 en el 1,6%.

Las subidas registradas por la libra los últimos días no suponen según los analistas un cambio de tendencia y señalan que a medida que se acerque el mes de marzo, fecha en que se activará el artículo 50 del Tratado de Lisboa, la volatilidad irá en aumento. “Si las negociaciones del brexit durante los 2 próximos años progresan, muy probablemente veamos un efecto positivo sobre la libra”, indica José Cabral, Director General de Ria Money Transfer Europa.

En lo que no existe unanimidad es en si la libra ha tocado suelo o no. Paz defiende que si no lo ha hecho está cerca mientras que desde Renta 4 creen que todo dependerá ya no solo de las negociaciones sino también de las medidas que adopten los bancos centrales con la Fed en pleno proceso de subida de tipos, el BCE reduciendo progresivamente su programa de compra de activos y el Banco de Inglaterra con los tipos en mínimos históricos.

Normas