Vigilancia bancaria

Los inspectores critican la supervisión bancaria europea

La Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España (AIBE) celebra hoy una asamblea con varios puntos polémicos

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

Los inspectores del Banco de España someterán hoy a votación de su asamblea “posibles acciones a realizar en los próximos meses” ante la supervisión del BCE, y ante el nuevo código de conducta para empleados del Banco de España. Cómo ayudar al cliente tras las sentencias de las cláusulas suelo también será analizado.

La Asociación de Inspectores y Auditores Informáticos del Banco de España (AIBE) celebra hoy su asamblea ordinaria. Pero como era de prever, entre los 10 puntos que se incluyen en el orden del día cuatro no son ajenos al debate y a la polémica. Tanto es así, que ya vaticinan que, al final, será imposible abordar todos ellos en la reunión de hoy.

Fuentes de esta asociación destacan sobre todo el tercer punto, el relativo al Mecanismo Único de Supervisión (MUS) del Banco Central Europeo (BCE), presidido por la francesa Danièle Nouy y que echó a andar en 2014. El objetivo de la junta directiva es informar sobre las consultas y reuniones nacionales e internacionales llevadas a cabo por la asociación con los responsables del MUS y con otras asociaciones europeas de inspectores, y someter a votación “las posibles acciones a realizar en los próximos meses”.

Punto conflictivo

Un punto que los inspectores creen más polémico es el relativo a la votación para adoptar medidas o no ante la entrega de un informe de inspección a una entidad española, “fuera del marco del MUS”, recoge el punto cuarto del orden del día de la asamblea de esta asociación. Fuentes de este colectivo afirman que es muy posible que no se pueda abarcar hoy todos los puntos.

El MUS es el encargado de supervisar a los bancos europeos con unos activos superiores a los 30.000 millones de euros. Pero el sistema que aplica este organismo no convence a los inspectores asociados a la AIBE (194 asociados de 220 inspectores que tiene el Banco de España). Defienden un análisis detallado de los activos de la banca y una verificación de la información contable, para lo que llevan tiempo reclamando más medios. Consideran, además, que las inspecciones hay que hacerlas in situ, mientras que el MUS se centra más en analizar el capital de las entidades financieras “sin entrar al detalle de los riesgos de su cartera de activos”, señalan fuentes de esta asociación. Estas mismas fuentes aseguran que esta fórmula de inspección es menos eficaz y profunda.

Además, aseguran que sus homólogos de Francia, Italia, el 50% de los inspectores de Alemania y de Holanda, y el colectivo de Austria, comparten las críticas española a las inspecciones del MUS.

La AIBE ya hizo pública el pasado mes de julio una carta quejándose de las “importantes deficiencias” del sistema supervisor del MUS. Y reclamó al Banco de España, que abandonase “la pasividad y autocomplacencia que han venido mostrando desde la entrada en vigor del MUS, situación que contrasta con la actuación de autoridades supervisoras de otros países”.

La modificación del acuerdo de las dietas que perciben también se incluye en esta asamblea. La contratación temporal de inspectores pertenecientes a auditoras privadas también es una queja de la AIBE. El pasado 23 de diciembre, de hecho, la asociación remitió una carta al gobernador Luis María Linde con esta queja, bajo el argumento de que podría producirse un “conflicto de intereses”, entre las firmas de auditoría y las entidades a las que auditan. Ya en 2015 los auditores ya realizaron labores de control en bancos de Francia e Italia, y ha sido en 2016 cuando han empezado a trabajar en entidades españolas.

Otro punto que la AIBE destaca es la votación sobre posibles acciones a adoptar ante la modificación por parte del Banco de España del código de conducta de sus empleados. Asegura, que sin previa consulta, la cúpula del Banco de España cambio el código vigente desde 2002, para ejercer un mayor control sobre los inspectores. El Banco de España justifica esta modificación en las nuevas obligaciones establecidas a este respecto por el BCE, según se recoge en el nuevo código del 23 de noviembre.

 

Las sentencias de las cláusulas suelo a debate

Los inspectores del Banco de España asociados a la AIBE no quieren dejar pasar la ocasión para analizar en su asamblea las recientes sentencias relativas a las cláusulas suelo. No consideran que sea uno de los puntos más destacados de la reunión de hoy, ni tampoco saben si les dará tiempo abordarlo, o lo tendrán que dejar para la próxima asamblea. Pese a ello, la iniciativa es novedosa, según apuntan algunas fuentes del colectivo.

La idea es analizar no solo los fallos judiciales de las cláusulas suelo, sino también los de las participaciones preferentes, obligaciones subordinadas, gastos hipotecarios, y el impacto reputacional de estas sentencias en los inspectores del Banco de España.

Entre las proposiciones que se han planteado en este punto, el quinto del orden del día, está el ayudar a aquellos perjudicados para que reclamen ante los tribunales. Esta oferta estaría centrada en los familiares o conocidos del colectivo.

Esta asociación tiene previsto realizar una crítica a la dirección del Banco de España por haber permitido llevar a cabo estas prácticas que al final han sido juzgadas y declaradas contrarias a Derecho.

Las diferencias entre este colectivo y la cúpula del Banco de España se han convertido desde hace ya más de una década en algo habitual, aunque a raíz de la intervención de las antiguas cajas de ahorros y, sobre todo, del ‘caso Bankia’, el distanciamiento se ha acrecentado.

La asociación también destaca el punto número 7 del orden del día, relativo a la posible incorporación de la AIBE a la comisión de trabajo de transparencia internacional en el ámbito del sector financiero, así como a la asociación española de Fintech e Insurtech.

Normas