Política monetaria

El BCE imprime más dinero que nunca para compras récord

En la segunda semana de enero la institución ha adquirido bonos por importe de 24.648 millones

BCE
REUTERS

El BCE ha comenzado el año con fuerza. Después de que Mario Draghi interrumpiera temporalmente la compra de activos, coincidiendo con las fiestas navideñas, en la segunda semana de enero la institución ha adquirido bonos por importe de 24.648 millones de euros. Esta cifra es la más elevada desde que en 2015 pusiera en marcha el programa para adquirir deuda a fin de ayudar a la recuperación de la zona euro y alejar los fantasmas de la deflación.

Solo en deuda pública, el BCE compró bonos por importe de 18.903 millones, un 72% más que la semana previa y la más elevada bajo el paraguas del programa de compra de activos públicos desde finales de mayo de 2016, aunque un 5% menos que el récord semanal de este plan, que alcanzó los 19.908 millones a finales de abril de 2016.

En la misma semana el BCE adquirió cédulas por importe de 3.485 millones de euros, la segunda mayor cifra semanal desde el comienzo del QE en marzo de 2015, mientras la compra de deuda de empresas alcanzó los 2.171 millones de euros, la mayor cantidad desde principios del pasado mes de noviembre.

Durante el mes de diciembre las compras de activos del BCE se resintieron sensiblemente, registrando una caída mensual del 29%, hasta 60.760 millones de euros, por debajo del objetivo de 80.000 millones de euros al mes.

El próximo jueves la institución celebra su primera reunión de 2017. En la cita de diciembre, el banquero italiano anunció que ampliaba el programa hasta finales de diciembre a cambio de reducir el importe en 20.000 millones, hasta los 60.000 millones mensuales. En Renta 4 no esperan cambios en cuestión de política monetaria y creen que la de esta mes será una reunión de transición. No obstante, Ángel Pérez señala que los inversores seguirán muy de cerca la unanimidad con la que se adopten las decisiones después de las quejas mostradas por Alemania.El dato de inflación de diciembre llevó al Bundesbank a reclamar el fin de los estímulos en marzo. No obstante, a pesar de la recuperación experimentada por los precios en la recta final de 2016, la inflación subyacente (excluye los productos energéticos y los alimentos sin elaborar) se mantiene sin apenas cambios.

Normas