Spain Investors Day

El Rey: “Animo a los fondos extranjeros a formar alianzas con las empresas españolas”

Felipe VI considera que España ha cimentado un nuevo modelo de crecimiento basado en una economía abierta

fondos extranjeros
El Rey pronuncia su discurso en la inauguración de la séptima edición del Spain Investors Day. Cinco Días

El rey Felipe VI inauguró el martes el Spain Investors Day, un foro que cumple su séptima edición y que durante dos días reunirá en Madrid a más de 150 inversores internacionales que representan a 81 instituciones financieras, con el fin de promover negocios en España.

"Animo a los fondos y a las empresas extranjeras a formar alianzas con las compañías españolas, para trabajar juntos, ya sea en España o en el exterior. Estoy seguro de que este evento será un excelente punto de partida para proyectos conjuntos de beneficio mutuo", afirmó.

Felipe VI destacó que España ha superado la crisis gracias a que ha sabido “transformar su modelo de crecimiento”, haciendo que la economía del país sea “más abierta e internacionalizada”.

Se ha avanzado en un “crecimiento económico sostenido y de generación constante de empleo”

En su discurso, que leyó en inglés, el Rey subrayó que gracias al “trabajo duro y a la aportación de toda la ciudadanía”, España esté avanzando en una senda de “crecimiento económico sostenido y de generación constante de empleo”.

El monarca lo atribuyó en buena medida al hecho de que las empresas españolas hayan salido al exterior en los últimos años para extender “su capacidades, prestigio y liderazgo en todos los rincones del mundo”.

Felipe VI insistió en que la inversión extranjera también tiene un efecto clave en las exportaciones, ya que amplía significativamente la base exportadora de España, especialmente en sectores tales como la automoción y la industria química.

También valoró la “extraordinaria” contribución que las empresas extranjeras han hecho al apostar por España, lo que -remarcó- ha ayudado a crear empleo, aumentar las exportaciones y “cimentar un nuevo modelo de crecimiento, basado en una economía abierta e innovadora”. 

“Todo ello ha ayudado a mejorar el clima de negocios en España”, añadió el jefe del Estado en su primera intervención como rey en el Spain Investors Day, foro al que hace tres años asistió como príncipe de Asturias.

Felipe VI destacó el “éxito” de este foro inversor, especialmente porque su primera edición, en 2010, coincidió con “uno de los peores momentos de la pasada crisis y de la gran recesión”.

“Entonces, España sufría las duras consecuencias de la crisis”, recordó Felipe VI para destacar lo mucho que ha cambiado el escenario económico siete años después. A su juicio, fue  la apertura a otros mercados lo que permitió, “en gran medida”, que España “superara la crisis”.

El Rey apuntó que el país se mantiene “firme” en su idea de que el desarrollo económico “depende en gran parte de seguir de forma activa y dinámica” en el mercado exterior, en especial en Europa y América Latina.

“Es evidente que cada vez más las empresas españoles están aceptando el desafío de la internacionalización”

“Es evidente que cada vez más las empresas españoles están aceptando el desafío de la internacionalización”, se congratuló el monarca, para quien esta apuesta está permitiendo acumular conocimiento, talento y capacidad tecnológica.

Admitió que hacerse un hueco en los mercados internacionales “no es tarea sencilla, especialmente para las pequeñas y medianas empresas”, pero remarcó que ese esfuerzo puede permitir incrementar los beneficios, reducir la dependencia del ámbito nacional y ser menos vulnerables.

Las empresas que salen de España “crean trabajo, aumentan su capacidad financiera y mejoran su acceso al capital”. “Se hacen más dinámicas, más competitivas y más eficientes”, resumió.

El Rey afirmó que España es “una de las economías más abiertas del mundo a la inversión extranjera” y confió en que la séptima edición del Spain Investors Day anime a compañías y fondos de otros países a entablar alianzas con empresas españolas para trabajar a nivel local o en el exterior.

“Este foro es un excelente punto de partida para proyectos conjuntos que sean beneficiosos para ambas partes”, enfatizó en el acto celebrado en un salón del hotel Ritz de Madrid.

Felipe VI cerró la sesión inaugural, en la que también intervinieron la directora de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, Eva Valle, quien avanzó que la economía española creció el 3,3 % en 2016, una décima más de lo oficialmente previsto.

Tras su discurso, el Rey mantuvo un breve encuentro privado con algunos de los principales inversores y empresarios que participan en el foro.

A continuación, emprendió viaje a Lisboa para asistir al funeral del expresidente portugués Mário Soares, quien falleció el sábado pasado a la edad de 92 años.

Los inversores internacionales recuperan el apetito por España

El presidente de Spain Investors Day (SID), Benito Berceruelo, destacó este martes que España vuelve a despertar el interés de los inversores extranjeros, si bien subrayó la importancia de que España sea un país “predecible” en el que haya “estabilidad” y no “vaivenes” en la política económica.

Berceruelo señaló que la confianza “se pierde muy rápido y se recupera muy lentamente”, si bien destacó que el foro ha vuelto a batir récord de asistencia tras la pérdida de afluencia de inversores en la pasada edición debido a la situación del Gobierno en funciones y la retracción de la confianza.

“España en este momento vuelve a despertar interés de inversores y los inversores ven en España un sitio en el que invertir”, apostilló Berceruelo, quien explicó que durante los dos días del Spain Investors Day se celebrarán más de 600 reuniones entre empresas españolas e inversores internacionales.

No obstante, Berceruelo recalcó que los inversores buscan “confianza en el país” y que este sea “predecible”, de forma que las normas no cambien “rápidamente”, sino que haya una “constancia” en las leyes y una política con cierto horizonte de futuro”. “Todo lo que sea que el Gobierno dé unas pautas que se mantengan en el tiempo es bueno para el mundo inversor. Lo que es malo para el mundo inversor es la incertidumbre”, añadió.

Preguntado sobre la petición de “reformas de calado” realizada por el expresidente de Gobierno, José María Aznar, Berceruelo sostuvo que se trata de un tema “más político que técnico”, y que hay inversores que consideran que las reformas deberían acometerse con mayor rapidez y otros que creen que se están haciendo las necesarias.

BNP Paribas ve a España como un país "atractivo"

Por su parte, el presidente de BNP Paribas en España, Ramiro Mato, destacó también en declaraciones a los periodistas que España es “un país atractivo” y afirmó que, con un Gobierno ya en plenas funciones, los inversores “vuelven a mirar muy positivamente a España”, que crece más que el resto de Europa.

En este sentido, recordó que el 64% de las ventas de las empresas del Ibex proceden de los mercados internacionales, algo que “seguirá” en el futuro, ya que España es “un país competitivo y claramente puede competir internacionalmente”.

Además, a nivel nacional, el consumo “está empezando a crecer” y, aunque quedan “cosas por hacer”, España dispone de empresas “muy competitivas y líderes en muchos sectores” en el exterior, como en automoción, energías renovables, siderurgia o infraestructuras. A su vez, entre los sectores del mercado español que pueden ser “interesantes” para los inversores internacionales, Mato citó el de telecomunicaciones y servicios.

El presidente de BNP Paribas en España consideró que los impuestos a las corporaciones en España “no están tan altos” y mantuvo que las compañías nacionales son “eficientes” y pueden competir en el mercado español y en el internacional.

Normas