Renta fija, rentabilidad objetivo y garantizados

Los productos más conservadores copan las ventas de fondos en 2016

Las dos emisiones de CaixaBank Rentas Euríbor atrajeron 5.000 millones

Radiografía de los fondos de inversión Ampliar foto

Basta con observar la clasificación de los fondos más vendidos en España durante el año pasado para darse cuenta de la idiosincrasia conservadora del inversor español. El fondo más comercializado (aquí, y probablemente en toda Europa) fue el CaixaBank Rentas Euríbor. Este fondo con objetivo de rentabilidad no garantizado atrajo más de 5.000 millones de euros en sus dos emisiones, según datos de la firma VDOS.

El segundo producto más vendido fue el BBVA Bonos Internacional Flexible 0-3, con 2.330 millones captados. Aunque no es tan conservador como el anterior, también invierte fundamentalmente en activos de renta fija.

Los datos sobre el conjunto del sector son elocuentes. Las categorías de fondos garantizados, fondos con objetivo de rentabilidad, fondos monetarios y fondos de renta fija fueron las únicas que han atraído dinero en 2016. En total, 15.190 millones de euros, de acuerdo con los datos provisionales ofrecidos por la gestora Imantia Capital.

Entre todas ellas destacan la categoría de renta fija a corto plazo, que atrajo 5.000 millones de euros. A esta pertenece el fondo Santander Renta Fija Corto Plazo, que registró unas ventas de cerca de 1.000 millones de euros.

La siguiente familia que más dinero captó fue la de los fondos rentabilidad objetivo, muy condicionada por las dos megaemisiones de CaixaBank Asset Management.


Poca renta variable

A pesar de que los asesores independientes llevan años insistiendo en la importancia de invertir más en Bolsa, los fondos que tienen algo de renta variable en sus carteras han registrado salidas de dinero en 2016. Los fondos mixtos han registrado salidas netas por 2.450 millones de euros. Y los fondos puros de renta variable, unas salidas por 540 millones.

En datos absolutos, los fondos de renta fija representan el 30,8% del patrimonio total (frente al 29,6% de hace un año), los de Bolsa son el 13% (al cierre de 2015 un 13,4%), y los mixtos el 36,5% (frente al 39,6% de hace un año).

El balance final ha sido de entradas netas de dinero en fondos de inversión por cerca de 12.000 millones de euros. Si se tiene en cuenta la ligera revalorización del dinero que ya había en fondos, el avance total de las gestoras españolas ha sido de 15.320 millones de euros.

Se trata del cuarto año consecutivo de crecimiento patrimonial, hasta alcanzar un volumen de 237.540 millones de euros, un 6,6% más que a cierre de 2015. Esta cifra cada vez está más cerca del nivel patrimonial previo a la crisis financiera, cuando la industria española de gestión de activos alcanzó los 269.000 millones de euros de activos. Hay que tener en cuenta que en este periodo ha crecido mucho el patrimonio gestionado por gestoras extranjeras en España, por lo que con la suma de ambas, el volumen total de dinero en fondos sí que habría superado los niveles previos a la crisis.

En estos últimos cuatro años, la industria ha sumado 113.400 millones de euros, lo que le ha permitido recuperar cerca del 78% de los 144.000 millones perdidos desde esos máximos históricos de abril de 2007 hasta el suelo de 125.000 millones de julio de 2012.

Normas