Supervisión

La CNMV y otros supervisores afilan sus armas contra los productos tóxicos

Los vigilantes de los mercados de la UE se rebelan contra los contratos por diferencias (CFD), las opciones binarias y la operativa apalancada en divisas para particulares

Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
Sebastián Albella, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Los contratos por diferencias (CFD, por sus siglas en inglés), las opciones binarias y la operativa apalancada en el mercado de divisas (conocido entre los iniciados como Forex, diminutivo de foreing exchange). Estos son los tres jinetes del Apocalipsis para los supervisores de los mercados de valores de todo el planeta.

Desde el organismo que agrupa a más de 115 comisiones de valores de todo el mundo, Iosco, varios supervisores acusan a estos productos de ser total y absolutamente tóxicos. Sentencian que son complicados de entender, que en realidad los clientes solo tienen una pequeña parte del dinero que apuestan, lo que eleva exponencialmente sus peligros, y además esgrimen varios estudios que demuestran que la mayoría de los clientes que los utilizan pierde dinero con ellos.

Un informe de finales del pasado diciembre del vigilante global de los mercados, en el que recoge la opinión de 21 supervisores, entre ellos la de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), sentencia que “los inversores minoristas pueden no ser capaces de evaluar los riesgos asociados a estos productos o soportar las pérdidas en que puedan incurrir”. El documento, que puede consultarse en CincoDías, expone todas las medidas que están tomándose para evitar que los particulares se adentren en este mundo si no tienen los conocimientos suficientes.

El supervisor europeo ESMA, equivalente al BCE en los mercados de valores de la Unión Europea, libra su propia cruzada contra estos productos, con advertencias periódicas sobre lo inadecuados que son para los particulares; incluso invoca los poderes de la segunda edición de la directiva Mifid para que los mercados funcionen mejor. Esta normativa, que entrará en vigor en enero de 2018, incluye la posibilidad de “suspender la comercialización o venta de instrumentos financieros” cuando se cumplen determinados requisitos.

82%

es el porcentaje de inversores en CFD que registra pérdidas, según estudio elaborado por el supervisor de Reino Unido.

La CNMV detectó que las firmas especializadas en contratos por diferencias no informaban adecuadamente de los riesgos y que estos productos no eran adecuados para todos los clientes. El organismo que ahora preside Sebastián Albella, pero que estuvo capitaneado por Elvira Rodríguez hasta el pasado octubre, requirió a las firmas que solucionaran los problemas y después se aseguró de que habían tomado las medidas correctivas adecuadas.

Después de constatar la controversia y los problemas de esta triada de productos, el informe de Iosco adelanta que hay abiertos debates bilaterales y multilaterales para abordar este tema.

De momento, varios supervisores están trabajando para bloquear el acceso o la publicidad a este tipo de productos. El supervisor belga, la Financial Services and Markets Authority (FSMA), ha prohibido la venta a pequeños inversores a través de plataformas en internet de opciones binarias y de CFD con apalancamiento. También veta los contratos sobre el mercado de divisas para los particulares. Este organismo es muy duro, al afirmar que las firmas a menudo sufren un intenso conflicto de intereses. Aduce que este es indudable cuando sus beneficios son iguales a las pérdidas que sufran sus clientes. La integridad de los precios podría ser dudosa en muchos casos, añade.

Reino Unido, Bélgica, Holanda, Francia, Alemania y Dinamarca cargan contra varios ‘artículos’ peligrosos

La Autorité des Marchés Financiers (AMF) francesa está en proceso de bloquear la publicidad de los CFD que permitan un apalancamiento superior a cinco veces (apostar más de 100 euros con solo 20 en la cuenta), las opciones binarias y los contratos vinculados al mercado de divisas.

El supervisor holandés (AFM), junto al ministro de Finanzas del país y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, aseguró en septiembre que eliminará la publicidad de las opciones binarias y otros productos “tóxicos”.

El supervisor alemán BaFin está también considerando prohibir las opciones binarias, entre otros productos, según el diario Die Welt. En Dinamarca, la Danish Financial Supervisory Authority (DFSA) carga contra las opciones binarias: “Son un producto muy especulativo que tiene mucho más en común con la lotería que con la inversión. [...] Instamos a los consumidores a permanecer lejos de ellas”, avisa.

Reino Unido

Uno de los mercados clave para los contratos por diferencias, Reino Unido, también está volviéndose hostil para estos productos. El supervisor del país, la Financial Conduct Authority (FCA), ha anunciado que tomará medidas drásticas contra ellos. A su juicio, su funcionamiento deja mucho que desear, puesto que el 82% de los clientes que usan este producto sufre pérdidas.

La FCA exigirá a los vendedores de CFD que sean extremadamente claros al exponer los riesgos con un aviso específico, pedirá reducir el nivel de apalancamiento para los inversores con menos de un año de experiencia hasta 25 veces (con un euro se apuesta por 25) y dejarlo en cualquier caso en un máximo de 50 veces. Además, las entidades no podrán utilizar promociones para atraer a clientes. La ESMA advierte que esos ganchos no suelen consistir en dinero real, sino en más apalancamiento y por tanto en más riesgo.

 

Claves de un negocio de 290.000 millones en España

1 La industria de los derivados que no cotizan en mercados organizados (OTC, en la jerga) es de un tamaño más que considerable. El informe de Iosco desvela que los cuatro mercados más grandes –Reino Unido, Turquía, Alemania y Polonia– cuentan con más de 100.000 inversores activos en el mercado de divisas (Forex) cada uno de ellos. En Japón, el importe invertido a través de productos que apuestan en Forex alcanza los 5,5 billones de yenes (unos 45.000 millones de euros), mientras que la medalla de oro en España se la llevan los CFD, con ventas anuales de instrumentos que representan una inversión por 288.000 millones de euros, según Iosco. Francia se queda por debajo con 200.000 millones.

2 Los contratos por diferencias (CFD) llegaron a España en 2007 con la promesa de poder apostar al alza o a la baja por un valor o un índice y por un importe superior al que el inversor tenía realmente. Son un derivado que, dependiendo del intermediario, permite apostar hasta 200 veces el dinero disponible. Iosco revela incluso que la CNMV ha encontrado casos con apalancamiento de 400 veces.

3 Las opciones binarias son otro producto extremadamente especulativo. Sus lemas promocionales, como en las máquinas tragaperras, suelen ser doble o nada. En función del movimiento de un subyacente real (índices, divisas, materias primas...), si se cumple la condición previa –que suba o que baje en un determinado periodo en un porcentaje concreto, por ejemplo– publicitan beneficios desorbitados. En los contratos de Forex se apuesta por la subida o bajada de una divisa frente a otra con un alto grado de apalancamiento.

4 El pasaporte comunitario, que autoriza a cualquier bróker registrado en un estado de la UE operar en cualquier otro país, permite la proliferación de firmas especializadas en estos productos de otros países. El pasaporte funciona desde 1993, y la primera edición de la directiva Mifid, en vigor desde finales de 2007 simplificó al máximo la operativa transnacional. La ESMA ha investigado varias firmas con sede en Chipre que venden CFD y opciones binarias en régimen libre de prestación de servicios; esto es, sin establecimiento físico en el estado miembro de acogida. La CNMV, por ejemplo, está atada de pies y manos en cuanto a su supervisión. Tendría que indicar al supervisor del estado de origen eventuales deficiencias.

5 Empresas no registradas en ningún supervisor, y que tienen papeletas para ser absolutas estafas, ofrecen productos apalancados en el mercado Forex y opciones binarias.

Normas