Productos financieros

Cuidado con los derivados 'tóxicos' con licencia de Chipre vendidos en España

Bélgica prohíbe los CFD para particulares, y Francia y Holanda bloquean su publicidad. Chipre ha dado carta blanca a varias firmas para operar en toda la UE

Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Sede de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los contratos por diferencias (CFD, por sus siglas en inglés) y las opciones binarias se han convertido en productos que deben combatirse al máximo cuando se venden a minoristas. La CNMV y el supervisor europeo, ESMA, redoblan sus advertencias contra ellos. Mientras, Bélgica ha prohibido su venta a pequeños inversores, y Holanda y Francia han bloqueado su publicidad.

Los supervisores europeos de los mercados, la CNMV entre ellos, estrechan el cerco a productos derivados que consideran, como dijo el inversor multimillonario estadounidense Warren Buffett a comienzos de 2003, instrumentos financieros “de destrucción masiva”, especialmente para los particulares: los contratos por diferencias (CFD) y las opciones binarias.

El organismo que agrupa a los vigilantes de los mercados de los países de la Unión Europea, ESMA, lanzó su primer ataque contra estos derivados en febrero de 2013. “Son productos complejos, y no son adecuados para todos los inversores”, es el primer párrafo. “No utilice un dinero que no se puede permitir perder. Puede perder una cantidad muy superior a su desembolso inicial”, es el segundo.

Los CFD llegaron a España en 2007 con la promesa de poder apostar al alza o a la baja por un valor o un índice y por un importe superior al que el inversor tenía realmente. Son un derivado que, dependiendo del intermediario, permite apostar hasta 200 veces el dinero disponible. La gama de activos subyacentes se ha ampliado a todo tipo de materias primas, bonos y divisas.

75%
de los inversores de CFD en España pierden dinero, según un informe elaborado por la CNMV.

2013
es el año en el que el supervisor europeo ESMA lanzó la primera advertencia contra los contratos por diferencias.

200
veces es el apalancamiento (la apuesta es por 200 euros con 1 euros) que ofrecen algunos intermediarios que comercializan CFD.

8
firmas que venden con licencia de Chipre han sido multadas con más de dos millones de euros.

Pero el riesgo también se ha ampliado. La ESMA lanzó su última advertencia en verano, a la que se sumó la CNMV: “La iniciativa responde al aumento en la comercialización de estos productos a inversores minoristas, a menudo a través de prácticas de marketing agresivas, detectado por ESMA y por varios supervisores nacionales, y al aumento en el número de reclamaciones de los inversores que han sufrido pérdidas significativas”, afirma el comunicado.

La última vuelta de tuerca de ESMA acaba de lanzarse con múltiples avisos a navegantes. El supervisor europeo asegura que la CNMV y el resto de los vigilantes locales deben fiscalizar las promociones que ofrecen los intermediarios a los inversores en CFD. En un documento, advierte que esas supuestas ventajas no suelen ser en dinero real, sino en más apalancamiento y, por tanto, en más riesgo. Incluso cuando el premio es en efectivo, ESMA señala que “es improbable que la mayoría de los inversores minoristas cumplan los criterios sin que se incurran en pérdidas”, debido a que se les exige realizar operaciones.

Un estudio elaborado por la CNMV mostraba, tras analizar los resultados individuales obtenidos durante casi dos años por los 8.000 clientes de las entidades más activas en la comercialización de este producto complejo con una cuota de mercado superior al 85%, que el 75% de los inversores en CFD perdían dinero. El otro producto especulativo que se vende como si fuera la lotería son las opciones binarias, en las que el lema, como en las máquinas tragaperras, suele ser doble o nada.

El organismo que aúna a los supervisores europeos, presidido por Steven Maijoor, ataca también la falta de estandarización: cada firma ofrece este producto con características diferentes.

Otro gran problema es la devolución del dinero al cliente. “Hay quejas de clientes minoristas de firmas que venden CFD y otros productos especulativos por retrasos en la recuperación de los fondos”. “La demora en el retorno de los fondos de los clientes también puede ser sintomática de uno o más problemas que pueden requerir una mayor atención de supervisión”, sentencia la ESMA.

Los CFD, vendidos al por mayor y de forma agresiva, pueden convertirse en un riesgo de tal magnitud que ESMA, en su documento, abre la puerta a prohibir su comercialización. Invoca los poderes de la directiva Mifid 2 para que los mercados funcionen mejor, que entrará en vigor en enero de 2018, e incluso menciona los poderes de “intervención en la comercialización de productos”. La normativa incluye la posibilidad de “suspender la comercialización o venta de instrumentos financieros” cuando se cumplen determinados requisitos. También apunta a las nuevas obligaciones de los fabricantes y distribuidores de productos, que deben definir los clientes no aptos para los productos, como publicó CincoDías el 21 de octubre.

Varios países han tomado ya sus propias medidas, incluso antes de que surta efecto la nueva normativa europea. El supervisor belga, la Financial Services and Markets Authority (FSMA), ha prohibido la venta a pequeños inversores a través de plataformas en internet de opciones binarias y de CFD con apalancamiento. También veta a los particulares los contratos sobre el mercado de divisas. La Autorité des Marchés Financiers (AMF) francesa está en proceso de bloquear la publicidad de los CFD que permitan un apalancamiento superior a cinco veces (apostar más de 100 euros con 20 en la cuenta), las opciones binarias y los contratos vinculados al mercado de divisas. El supervisor holandés (AFM) junto al ministro de Finanzas del país y presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, eliminará también la publicidad de las opciones binarias y otros productos “tóxicos”.

Chipre da carta blanca para operar en toda laUE

Uno de los grandes problemas para controlar la venta de derivados que no cotizan en los mercados organizados –a diferencia de los futuros sobre acciones o índice que ofrecen BME o Eurex–, como los CFD, las opciones binarias o las apuestas apalancadas en el mercado de divisas es la abundancia de intermediarios autorizados por sus respectivos supervisores nacionales que utilizan el pasaporte europeo para operar en todos los países de la Unión Europea.

La ESMA ha investigado varias empresas de inversión con sede en Chipre que comercializan CFD y opciones binarias en toda Europa a través del pasaporte europeo en régimen libre de prestación de servicios; esto es, sin establecimiento físico en el estado miembro de acogida.

La Comisión de Valores de Chipre (CySEC) ha impuesto multas o ha alcanzado acuerdos con ocho empresas de inversión, por un total de 2,072 millones de euros. Son Depaho, Reliantco, IronFX Global, WGM Services, Pegase Capital, Rodeler, Banc de Binary y Ouroboros Derivatives Trading. También suspendió la licencia de Pegase Capital.

La ESMA continuará fiscalizando y supervisando este problema concreto, en comunicación con cada uno de los supervisores nacionales, entre ellos la CNMV.

Otro problema adicional al de los supervisores es que, en algunos casos, chiringuitos financieros –sin la consiguiente autorización– comer este tipo de productos, especialmente opciones binarias.

Normas