Mercados

Estas son las causas de que el volumen de BME haya caído un 32% en 2016

Plataformas alternativas como Bats y Turquoise arrebataron el año pasado una cuota notable al gestor del mercado regulado español de renta variable

La Bolsa española negoció en renta variable 652.907 millones de euros en 2016, lo que representa un descenso del 32,1% respecto a las cifras del año anterior. Bolsas y Mercados Españoles (BME), el gestor de los mercados regulados españoles, señala que la caída “se corresponde con las caídas generalizas de volúmenes registrada en los mercados de valores del mundo”.

En este descenso tiene mucho que ver la liberalización del negocio de las Bolsas, que arrancó en 2007 pero que se consumó en España con la reforma del sistema de compensación y liquidación, que se puso en marcha a finales del pasado mes de abril.

El objetivo final es que todo el sistema se migre a la plataforma paneuropea de liquidación centralizada, creada y gestionada por el Banco Central Europeo y denominada Target 2 Securities.

La reforma eliminó una peculiaridad del mercado español y facilitó la participación de competidores de BME.

La entrada de rivales desde 2011 ha reducido el negocio del gestor español

Así, en el conjunto del pasado ejercicio en los valores que forman el Ibex 35 BME mantuvo una cuota del 68,5%, mientras que sus rivales se quedaron con el 31,5%, según los datos de la compañía británica Fidessa, que proporciona sistemas de software para operar en Bolsa incluyendo los datos de las subastas de apertura y cierre, que se computan exclusivamente en BME. El porcentaje es similar al de la caída experimentada por el volumen negociado en la Bolsa española durante el pasado ejercicio.

Los sistemas multilaterales de negociación (SMT) fueron autorizados como mercados de negociación con la entrada en vigor de primera edición de Mifid 1, a finales de 2007. En los últimos años, han ido ganando cuota de mercado a los mercados regulados o mercados secundarios oficiales, si bien BMEha sido uno de los gestores que mejor ha resistido su envite.

En el conjunto del año pasado, después de BME aparecen Bats, con una cuota del 22,7%, y Turquoise, con un 8,5%. El resto de las plataformas, entre las que destaca Aquis, apenas sumó un 0,3%.

La evolución es clara, pues en 2011, la cuota de mercado de BME en los valores del Ibex incluyendo las subastas era del 98,2%. Eso sí, la supremacía de BME en los valores que no forman parte del índice de referencia de la Bolsa española es absoluta. Su cuota supera el 90% en la mayoría de los casos, según fuentes financieras. El volumen de contratación en diciembre de la Bolsa española se situó en 48.987 millones de euros, un 27,5% inferior al registrado en el mismo mes de 2015.

La gran ventaja de las plataformas alternativas suele ser el precio, pero el problema es su liquidez. Pese a la pérdida de cuota, BME sigue a años luz de sus rivales y sigue siendo la plataforma con mayor oferta y demanda de acciones de los principales valores españoles.

La segunda edición de la directiva Mifid, que entrará en vigor en enero de 2018, promueve que los intermediarios de los mercados de valores, ya sean sociedades de valores, agencias o entidades financieras, utilicen varias plataformas, aunque no obliga a ello. Las firmas deberán revisar sus políticas de ejecución de órdenes al menos una vez al año.

Normas