Renta variable
Sede operativa de Bolsas y Mercados Españoles en Las Rozas, Madrid
Sede operativa de Bolsas y Mercados Españoles en Las Rozas, Madrid

La competencia 'roba' a BME el 25% del volumen de la Bolsa

La reforma del sistema de compensación, liquidación y registro de la Bolsa es la justificación que dan los expertos al ascenso de las plataformas alternativas de negociación

La competencia es cada vez más palpable en el mercado de la negociación de acciones españolas. Desde que en 2007 la legislación europea acabara con el monopolio de Bolsas y Mercados Españoles (BME), los sistemas alternativos de negociación (ATS, por sus siglas en inglés) han ido poco a poco ganando terreno con sus precios más bajos hasta arrebatar el 35% de las acciones diarias negociadas. Según BME, sin embargo, la cuota perdida es 10 puntos porcentuales inferior, una diferencia que explican aludiendo a la negociación de las subastas de apertura y cierre de sesión, periodos de “muy importante volumen” que las plataformas alternativas no tienen en cuenta para sus mediciones dado que las cifras no son públicas.

En cualquier caso, el mordisco va aumentando con el paso de los años. “La competencia ha tardado más en llegar a España que a otros países de la Unión Europea porque existían barreras a la entrada muy importantes. En 2009, BME tenía el 100% y ha sido en los últimos años en los que se han acelerado las cosas”, comenta Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4.

Según los expertos consultados, el paso más importante se ha dado en los últimos meses de la mano de la reforma del sistema de compensación, liquidación y registro de la Bolsa española. “Al homogeneizar el proceso con los estándares europeos y de EE UU se han dado facilidades para atraer la inversión extranjera y esta, en parte, llega a través de los sistemas alternativos de negociación”, explican en este sentido fuentes financieras.

BME achaca la caída a las correcciones registradas por la renta variable en los últimos meses

El cierre de la sesión de ayer pareció confirmar este aumento de la presencia de las plataformas alternativas en el mercado español. Siguiendo los parámetros de estas compañías, es decir, excluyendo la negociación de las subastas de apertura y cierre, BME movió un 65,79% del volumen total negociado en la sesión. El segundo lugar en términos de cuota de mercado lo ocupó Bats Europe, con un 22,66% y, ya en un tercer escalón, se situó Turquoise, con un 9%.

Para Aguirre resulta extraño el exponencial incremento de la cuota de mercado en manos de los ATS. “Es un crecimiento enorme en muy poco tiempo. Mi opinión es que esto sucede porque el cambio en el sistema de compensación, liquidación y registro de la Bolsa es todavía muy nuevo y está generando distorsiones en el mercado que habrá que ir detectando y corrigiendo con el tiempo”, comenta.

Para BME, en cambio, la aceleración en la caída de su cuota de mercado responde a otros factores. “No es que ellos hayan aumentado su negociación, es porque ha habido menos volumen en BME en las últimas semanas, lo que hace que en términos porcentuales su proporción suba”, explican fuentes de la compañía. Y es que, según los expertos, una parte del volumen negociado de BME es más susceptible a las oscilaciones del mercado y, cuando el capital abandona la renta variable para refugiarse en otro tipo de activos, su cuota es la que más se resiente.

“No nos atrevemos a decir cuánto volumen de la Bolsa española más le robarán los alternativos a BME, pero sí que seguirá aumentando conforme el mercado se vaya adaptando a los estándares europeos”, explican desde el sector. Y es que únicamente en la Bolsa italiana el gestor de los mercados oficiales tiene una cuota de mercado superior a la de BME en España. Así, en Reino Unido, por ejemplo, el volumen negociado a través de LSE Group ha descendido a tan solo el 50%. Bats, por su parte, se mantiene estable en la gran mayoría de los parqués del Viejo Continente –con en torno a un 20%del pastel– y es precisamente Turquoise, el tercero en España, el que inclina la balanza, fluctuando entre el 10% y el 15%.

Los intermediarios ‘low cost’ erosionan al líder

“Los sistemas alternativos de negociación [ATS, por sus siglas en inglés] tienen la desventaja de tener menos liquidez”, apunta Natalia Aguirre, directora de análisis y estrategia de Renta 4, que señala que para sus clientes BME es la mejor opción y por ello la única que ofrecen. “Al final lo que los inversores necesitan, y a donde va el dinero, es a las ventanas de liquidez. Aunque la operativa en las ATS resultase más barata, el coste total de la operación podría ser mayor si no consigues vender o comprar al precio que quieres. Es lo que se denomina pull de liquidez”, analiza, al tiempo que señala que, “si nada cambia, seguiremos trabajando exclusivamente con BME”.

Pero mientras que Aguirre sostiene que, al menos por el momento, Renta 4 no está interesada en ofrecer a sus clientes estos sistemas alternativos de negociación, otro intermediario, De Giro, confirma que ya baraja implementar estos servicios a su oferta. “Actualmente utilizamos Bats para proveer de tiempo real gratuito en las acciones españolas y estamos estudiando ofrecerlo en un futuro como complemento a BME”, explican fuentes de la compañía.

Y es que desde De Giro, broker low cost con sede en Holanda, ven un importante potencial a los ATS. “Si conseguimos añadir la oferta de las plataformas alternativas a la que el cliente tiene disponible, cuando lance su órden esta se le ejecutará al precio que sea más beneficioso para él en el mercado que lo ofrezca en ese determinado momento. No se pierde liquidez, se mejora la ejecución”, analizan.

Los ATS están encontrando su nicho en los intermediarios digitales que operan en España, un segmento de pequeña demanda, pero con cada vez más peso en el país.