Tipo hipotecario

El 'efecto Trump' no inmuta al euríbor: los hipotecados pueden estar tranquilos

Los expertos no contemplan un alza del tipo hipotecario en el corto plazo

euríbor
Evolución del euríbor a 12 meses.

La victoria de Donald Trump en Estados Unidos no ha tenido impacto en el euríbor a doce meses, el indicador al que están referenciadas la mayor parte de las hipotecas en España. Es más, el índice sigue profundizando en los niveles negativos y la media provisional del mes de noviembre se sitúa en el -0,071% frente al -0,069% registrado en octubre, lo que supondría un nuevo mínimo histórico. El tasa diaria hoy ha marcado el -0,077%. De este modo, los hipotecados pueden seguir tranquilos, dado que la percepción de que los tipos serán más altos con Trump como presidente por sus políticas de incremento del déficit y la inflación no ha afectado, de momento, al tipo hipotecario por excelencia.

La elección de Trump sí ha dado un vuelvo sin embargo a las rentabilidades de los bonos, que han subido en los últimos días por la caída de los precios, especialmente en el medio y largo plazo. Alfonso de Gregorio, director de gestión de Gesconsult, explica que “la reacción de los plazos largos de las curvas no deja lugar a dudas y viene a reforzar algo que ya se había iniciado semanas atrás: si a un escenario de mejora de los indicadores de actividad y de recuperación de la inflación le añades políticas fiscales expansivas estamos abocados a ver tipos más altos que los actuales.

Pero en la curva a muy corto plazo, la de dos años o menos, el incremento de los intereses no ha sido tan acusado. “La tendencia del euríbor sigue siendo la que viene marcando desde hace dos años, y seguirá de capa caída hasta que se normalice la política de tipos en Estados Unidos y hasta que Europa se suba al carro”, sostiene el analista de XTB, Álvaro García-Capelo, que puntualiza que “Europa va más lenta y Mario Draghi continúa con su discurso de hacer lo que haga falta”. Así, el experto no contempla un alza del euríbor en el corto plazo. Argumenta además que el objetivo de inflación del Banco Central Europeo es del 2% y, aunque se está confirmando su lento avance, todavía está lejos de esa meta. Por otro lado, cree que la mejora de las economías europeas todavía no es suficiente como para cambiar la política del BCE.

En las actas del BCE publicadas ayer, la institución señalaba que aún faltan señales claras para ver una tendencia alcista convincente en la inflación subyacente. “Todo ello chocaría con la actual psicosis repentina que parece que se está imponiendo, en la que algunas casas apuntan a incluso subidas a corto plazo de los tipos en Europa”, comentan en Carax Alpha-Value, donde no comparten la visión de una subida de los tipos anticipada en la zona euro.

El propio presidente del BCE, Mario Draghi, dijo hoy en una intervención que a recuperación de la zona del euro “depende de la política monetaria expansiva”, es decir del dinero barato, y dijo que ahora no se puede bajar la guardia.

No solo el euríbor a doce meses parece haber ignorado a Trump. También las referencias a un mes, tres meses y seis meses mantienen su tendencia y apenas han variado desde que se conociera el resultado de los comicios de EE UU.

Normas