Mercado laboral

El sueldo de los nuevos empleados, un 13,5% más bajo

Un informe de CC OO identifica donde se ha dado la mayor devaluación salarial durante la crisis, y apunta a cuales han sido sus causas

La reforma laboral intensificó esta devaluación

Reforma laboral de 2012 y devaluación salarial Ampliar foto

Poca gente pone ya en duda que los salarios experimentaron una caída durante los años de crisis, pero lo que prácticamente nadie se atreve a negar es que los salarios de los nuevos trabajadores que acceden ahora al mercado laboral también son sustancialmente más bajos.

Un informe elaborado por el responsable del Gabinete Económico del sindicato Comisiones Obreras (CC OO), Carlos Martín, demuestra el resultado de lo que él denominó ayer “la política de devaluación salarial como estrategia económica”, que, según explicó, “el Gobierno instrumentalizó a través de la reforma laboral de 2012 que hizo posible que se intensificara dicha devaluación”.

Así, según los datos de este informe presentado ayer en la sede del Consejo Económico y Social (CES), el salario medio se incrementó en España un 2,8% durante la primera etapa de la crisis económica entre 2007 y 2011. Mientras que la retribución media de los asalariados en España cayó un 1,5% entre 2011 y 2014. En 2015, experimentó una leve recuperación que no llegó al 1%; mientras que en lo que va de 2016 los salarios medios están estancados.

Según este informe, estas cifras medias “ocultan una devaluación salarial más profunda” si se analiza lo que ha ocurrido por deciles salariales (dividiendo la masa salarial en 10 grupos iguales por niveles retributivos).

En función de dicha división, los salarios medios inferiores a 2.173 euros al mes cayeron entre 2011 y 2014 en mayor o menor medida (los de menos de 655 euros al mes descendieron un 15% frente a una caída del 0,1% de aquellos que oscilaban ente 1.837 y 2.173 euros). Por el contrario, los sueldos que superaban los citados 2.173 euros aumentaron entre 2011 y 2014. Si bien el mayor incremento salarial en la crisis se registró en los sueldos de más de 3.353 euros al mes entre 2007 y 2011, cuando éstos aumentaron un 10,4%.

Si este análisis se repite solo para trabajadores indefinidos a tiempo completo, para evitar el efecto sobre el salario medio que introducen los cambios del mercado laboral que se producen a lo largo de la crisis –como la caída del empleo temporal que sube las medias salariales o el aumento del tiempo parcial, que produce el efecto contrario– la evolución de todos los niveles salariales es muy parecida: la devaluación salarial se intensifica notablemente con la reforma laboral de 2012.

  • Presiones sobre los sueldos

El análisis de este experto economista de CC OO apunta que los cambios normativos de la reforma laboral “facilitaron los despidos y el aumento de la rotación laboral, lo que elevó el número de parados y aumentó la presión sobre los salarios y las condiciones de trabajo”.

Pero es en la caída de los salarios de entrada al mercado laboral de los asalariados que acceden tras la crisis a un puesto de trabajo donde más se nota esta presión, según Martín. En concreto, los sueldos de los trabajadores que llevan menos de un año en la empresa se han recortado un 13,5% real entre 2007 y 2014, frente a un aumento del salario medio total del 1,2% en este tiempo.

Así, durante los siete años de crisis, la rebaja de los salarios de entrada es del 5,2% entre los trabajadores a tiempo completo frente a un incremento del 6% del salario medio de este colectivo; y del 11,3% entre los contratados a tiempo parcial, que experimentaron una caída del 6,5% del sueldo medio en estos años. Si bien, tras la intensa devaluación experimentada por los salarios de entrada al mercado laboral, esto es los sueldos que se ofrecen a los nuevos trabajadores, el informe llama la atención sobre las vías usadas por los empresarios para ejecutar las devaluaciones de los sueldos de los que ya están trabajando.

En este caso, CC OO pone de manifiesto que de todas las posibilidades que ofrecía la reforma laboral a los empresarios, la más “dañina” por su uso de forma mayoritaria ha sido la bajada de salarios apelando al artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores que permite la modificación unilateral del salario por parte del empresario, entre otras cosas.

El informe de Martín cita también el hecho de que la recuperación se esté produciendo a través de empleo poco productivo que tiene como efecto una reducción del salario medio. Se trata de empleo temporal “que produce una devaluación de los ingresos laborales de los trabajadores que ocupan estos nuevos puestos de trabajo”. De hecho, el informe habla de una devaluación “pura” de estos salarios, porque los contratados temporales cobran, de media, un 18% menos que los trabajadores indefinidos equivalentes.

 

Normas