Seguridad vial

12 imprescindibles para salir vivo de un choque

Los sistemas minimizan las lesiones en caso de accidentes

12 imprescindibles para salir vivo de un choque

Aunque ya estamos en la antesala de la irrupción de los coches autónomos y en pleno boom de los conectados, los españoles siguen comprando vehículos que no incorporan los dispositivos de seguridad más avanzados, que ayudan no solo a evitar accidentes o minimizar las lesiones en caso de siniestro, sino, lo que es más importante, a eludir el fallecimiento.

No puede ser únicamente una cuestión de precio porque –aseguran en el Real Automóvil Club de España (RACE)– adquirir los nuevos sistemas de seguridad, que no vienen ya de serie, como el ABS, ESP, Isofix o el airbag, apenas encarece el coste del vehículo entre un 5% y un 7% de media. Es más, "existen paquetes de seguridad que cuestan casi lo mismo que el navegador", añaden desde este club.

En Nissan señalan que hoy día la tecnología está al alcance de todos los públicos y, de hecho, "muchos equipamientos de seguridad premium ya están incorporados en la mayoría de sus modelos".

Además, y pese a lo que puede pensar la mayoría de los mortales, contar con más dispositivos en el coche no encarece el seguro. Todo lo contrario. Según datos de Rastreator, en los últimos 12 meses, las primas para coches más antiguos han crecido hasta un 5,2%, mientras que para los nuevos han bajado un 1,4%. Hasta un 18% más puede costar la póliza de un automóvil de más de 20 años frente a uno nuevo.

Las cifras

9% es el porcentaje de vehículos con más de 10 años que incorpora el ESP, según Anfac. Este sistema puede evitar hasta el 80% de accidentes por derrape en la carretera.

44% del parque móvil español está equipado con sistemas de asistencia a la frenada de emergencia y un 93% cuando se trata de coches de menos de cinco años.

  • El más importante

En España, actualmente el parque de automóviles supera los 10 años de antigüedad, pese a que muchos estudios siguen demostrando que la mortalidad en los vehículos más viejos (de más de 15 años), en caso de accidente, es cuatro veces superior a los que tienen menos de cuatro años.

En Anfac destacan que "el dispositivo ESP (sistema de estabilización del vehículo), que ha salvado más vidas después del cinturón de seguridad en los últimos años", solo está presente en el 9% de los coches de más de 10 años.

  • Alerta frontal con frenado

Pero, ¿cuáles son los imprescindibles a la hora comprar un coche? Para Jesús Monclús, director del área de seguridad vial de la Fundación Mapfre, los sistemas que cualquier conductor debería tener en cuenta y que están relativamente disponibles en todos los modelos son varios. Sin embargo, a su juicio, el que tiene mayor potencial es el de alerta frontal de colisión con frenado automático.

Este dispositivo avisa al conductor ante el riesgo de choque, gracias a un sensor y, si es necesario, interviene de forma activa frenando. Si, además, la colisión resulta inevitable, reduce la velocidad de impacto para mitigar las consecuencias del siniestro.

Los sistemas avanzados de asistencia a la frenada, que actualmente están presentes en el 44% del parque español y en el 93% de los coches de menos de cinco años, en combinación con el ESP, evitarían entre un 30% y un 60% los accidentes más habituales, de acuerdo con Anfac.

12 imprescindibles para salir vivo de un choque

  • Aviso en el ziz zag 

Forma parte también del decálogo de los imprescindibles el sistema de aviso de cambio involuntario de carril. Las distracciones, la fatiga, el consumo de alcohol y drogas o el exceso de velocidad son las principales causas de la salida de la vía y, gracias a este dispositivo, el conductor es advertido mediante una señal acústica, visual o táctil (vibración en el volante) de que el vehículo está a punto de abandonar su carril.

Se activa a partir de los 60 kilómetros por hora de velocidad y, según los fabricantes, puede reducir un 18% los accidentes de tráfico o casi 3.500 accidentes con víctimas, estiman los informes de RACE.

  • Asistente de velocidad

El controlador-regulador de velocidad, de ser posible con sistema de reconocimiento de señales de tráfico (incluidos los límites de velocidad), es otro dispositivo clave para Mapfre o RACE, teniendo en cuenta que el exceso de velocidad causa uno de cada cuatro muertos en carretera.

Este sistema permite fijar una velocidad máxima constante sin que el conductor tenga que pisar el acelerador y establecer una distancia de seguridad predefinida con el coche de delante. Si la distancia disminuye, el sistema frena de forma automática.

Este procedimiento es el que utiliza el control de distancia de seguridad, muy recomendable para viajes largos por carretera o carreteras secundarias, resaltan en RACE.

Si el control de velocidad incluye, además, el reconocimiento de las señales de tráfico, el conductor nunca sobrepasará la velocidad fijada por la DGT. Y lo que también es importante, permite ahorrar hasta un 5% en el consumo de combustible.

12 imprescindibles para salir vivo de un choque

La fatiga y el sueño son dos grandes enemigos de los conductores. Es la cuarta causa de siniestros mortales y, de hecho, frente al consumo de alcohol o drogas, los accidentes provocados por cansancio son los que menos han descendido en los últimos años.

  • Detectar el cansancio

El detector de fatiga analiza el comportamiento del conductor a través de sensores de ángulo de giro incorporados en el ESP y en la dirección asistida. Si el índice de somnolencia es alto, el conductor recibe un aviso óptico, visual o táctil para que pare y descanse.

  • Aviso inmediato de emergencias

En breve tendrá que estar incorporado en todos los modelos de coches por ley, aunque ya existen muchos vehículos en el mercado que lo tienen. Es el sistema de llamada de emergencia eCall, un dispositivo crucial para reducir el número de muertes tras una colisión, recuerdan en Anfac, porque es durante los primeros 60 minutos cuando se concentra el 75% de los fallecimientos. El aviso inmediato a los servicios de emergencia reduce el tiempo de llegada un 50% en las áreas interurbanas y un 40% en las vías urbanas, precisan en la asociación.

  • Otros dispositivos

Asimismo, también ayudan a evitar colisiones (sobre todo laterales o con motos o bicis) el detector de ángulo muerto, que avisa al conductor mediante una alerta de sonido; la cámara de visión trasera, muy útil en aparcamiento y para evitar atropellos en marcha atrás; el sistema de visión nocturna o los faros led o de xenón en materia de iluminación.

En cuanto al airbags, en Mapfre recomiendan que el automóvil incluya los de cortina, laterales, delanteros y traseros. En neumáticos, en RACE aconsejan ruedas con el sistema run flat, que permite continuar la marcha en caso de pinchazo.

 

Los fabricantes apuestan por la protección al volante

Volkswagen es una de las marcas que cuenta con novedosos dispositivos de seguridad. Junto al frenado anticolisiones múltiples, que para el coche automáticamente para reducir al máximo la energía cinética restante o el emergency assist, cuando el conductor no hace sus funciones, cuenta con un dispositivo proactivo de seguridad de los ocupantes, que ante un frenazo en seco, cierra las ventanas laterales y el techo corredizo para desplegar de forma óptima los airbags. Esta marca también dispone de un sistema de conducción semiautomática en atascos, asistente de frenada que reconoce también a los peatones y el capó activo, que se eleva en caso de colisión para evitar el golpe en la cabeza del peatón o ciclista con el motor.

En Nissan, el escudo de protección inteligente integra cambio de carril involuntario, control de ángulo muerto y detector de movimiento o de fatiga, entre otros sistemas.

Normas