Breakingviews

Una carta de triunfo para Putin

La victoria de Trump beneficia al presidente ruso, pero no está claro hasta qué punto

Elecciones Estados Unidos 2016
Muñecas rusas con las caras de Trump, Putin, Merkel y Hollande, en una tienda de Moscú.

Al presidente ruso Vladimir Putin le ha tocado una carta de triunfo (Trump es triunfo en inglés). Las elecciones dejan una serie de asuntos políticos de la Europa del Este en una situación más favorable para Rusia. La pregunta es hasta qué punto podrá aprovecharlo Putin.

El derrotado statu quo promovía la estabilidad en la región, es decir, mantener las sanciones internacionales contra Rusia por su intervención en Ucrania. Dicho crudamente, la esfera de influencia de la OTAN impide a Rusia avanzar hacia el resto de Ucrania y hacia los países bálticos –Letonia, Lituania y Estonia–, si es que tuviera intención de hacerlo.

La elección de Trump cambia esa dinámica, quizás significativamente. En la campaña, habló con admiración de Putin, y pareció insinuar que un apoyo estadounidense a los Estados bálticos en caso de una invasión rusa dependería de si las partes atacadas hubieran “cumplido con sus obligaciones” con EE UU. De los tres, solo Estonia cumple con la directriz de la OTAN de que los miembros gasten más del 2% del PIB en defensa.

La retórica de la campaña podría ser solo palabrería, y la situación económica de Rusia no es boyante

Sin embargo, varios factores impiden que vaya a pasar algo a corto plazo. A juzgar por su emoliente discurso tras la victoria, la retórica de la campaña de Trump pudo ser palabrería. Putin, mientras, mantiene sus intervenciones militares en Ucrania y Siria, ninguna de las cuales es unánimemente popular a nivel interno. Reducir el déficit presupuestario del 3,2% al 1,3% para 2019 no será fácil en una economía en contracción, sobre todo porque para ello el petróleo tendría que estar a 40 dólares (36 euros) por barril (ahora a 46 dólares).

Eso puede explicar la reacción relativamente optimista del mercado. Los rendimientos de los bonos a tres años de Ucrania subieron 58 puntos básicos, hasta el 8,4%, pero la deuda del Báltico mostró un movimiento mínimo. Putin ha recibido una buena mano con las elecciones de EE UU, pero la partida de póker es larga.

Normas