Observatorio fiscal y financiero

Fedea prevé que ocho autonomías cumplirán el objetivo de déficit

El déficit de siete autonomías (Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Cantabria, Extremadura y Murcia) superará el 1% del PIB

Déficit de las comunidades autónomas Ampliar foto

Las cuentas autonómicas dejarán de ser un problema, por ahora, para el nuevo Ejecutivo de Mariano Rajoy, aún sin conformar. El observatorio fiscal y financiero de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) prevé que por primera vez en muchos años las comunidades autónomas cumplirán con el objetivo de déficit fijado por Hacienda. En concreto, la meta para este año es del 0,7% frente al 0,3% establecido inicialmente en abril. Un objetivo imposible de conseguir para un gran número de autonomías, como Cataluña, Murcia o Extremadura, cuyo desfase entre gastos e ingresos superaba el 2% del PIB, lo que hizo que Hacienda suavizara ese objetivo.

El estudio prevé que el déficit autonómico se situará a finales de este ejercicio en el 0,6% del PIB, una décima por debajo del 0,7%, con fuertes divergencias entre comunidades autónomas. Entre las ocho que cumplirán, tres de ellas (Canarias, Galicia y Andalucía) tendrán superávit a finales de este ejercicio, con un excedente del 0,8%, del 0,3% y del 0,3% del PIB respectivamente. Una de ellas (Asturias) cerrará en equilibrio presupuestario y otras cuatro (La Rioja, País Vasco, Castilla y León y Baleares) tendrán déficit, por debajo del 0,7% pactado.

En el otro lado aparecen nueve comunidades autónomas que no cumplen. Madrid y Castilla-La Mancha registrarán un desfase del 0,8% y del 0,9% del PIB, mientras que las restantes siete (Navarra, Cataluña, Comunidad Valenciana, Aragón, Cantabria, Extremadura y Murcia) excederán del 1%. Las que peores números registrarán son Murcia y Extremadura, con un déficit del 1,6% y del 1,4% respectivamente.

Fedea achaca el cambio a los 8.000 millones logrados por la liquidación de los Presupuestos de 2014

En cualquier caso, la fotografía que traza Fedea para este año es radicalmente diferente a la del cierre de 2015. En ese ejercicio, el déficit autonómico fue del 1,66% (un punto más del previsto para este ejercicio) con solo tres autonomías (Canarias, Galicia y País Vasco) que cumplieron el objetivo del 0,7%. Las restantes catorce incumplieron con cinco regiones (Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura y Cataluña) con un desfase superior al 2%.

¿Cómo se ha producido este vuelco? Desde Fedea lo justifican por la suavización de la senda de consolidación fiscal (del 0,3% al 0,7% del PIB) y por los 7.600 millones que han recibido las comunidades autónomas de la liquidación presupuestaria de 2014. Sin esa aportación adicional, el informe apunta que falta más de medio punto de PIB de déficit estructural por ajustar. "Sobre este último punto pensamos que solo se puede ajustar con un incremento permanente de los ingresos", recalca.

Los expertos abogan por subir impuestos para hacer el ajuste estructural pendiente

De los 7.600 millones que han recibido las comunidades autónomas por la liquidación positiva de 2014, las más beneficiadas han sido Cataluña, con 1.551 millones, Comunidad Valenciana (1.314 millones) y Andalucía (1.079 millones). Esa inyección de fondos ha sido fundamental para que el déficit de Cataluña y de la Comunidad Valenciana se haya reducido de forma acelerada y para que el desfase negativo de Andalucía se haya convertido en superávit. Del déficit del 2,70% con el que cerró Cataluña el año pasado, se pasará al 1,10%; del desfase del 2,51% en la comunidad presidida por Ximo Puig se pasará a otro del 1,20%, y del déficit del 1,13% se pasará al superávit del 0,3%.

Todas las autonomías mejoran su posición fiscal, aunque en el caso de Navarra y Cantabria ha sido mucho menos intensa que en el resto. En la primera se ha pasado de un déficit del 1,28% al 1,10% y en la segunda de un 1,38% al 1,20%. En el caso de Cantabria, es la comunidad autónoma que menos fondos ha recibido de la liquidación de los presupuestos de 2014, con 37,7 millones.

Al margen de los fondos procedentes del sistema de financiación autonómica, el observatorio de Fedea destaca la buena evolución de los ingresos tributarios ligados a las comunidades autónomas. Entre enero y julio, la recaudación vinculada a sucesiones y donaciones, al impuesto de transmisiones patrimoniales, a la venta de patrimonio, a hidrocarburos o al impuesto sobre patrimonio ha crecido un 7,1% respecto al mismo período de 2015. “Por primera vez en mucho tiempo, esta tasa es superior a la prevista en los presupuestos de las autonomías, donde se esperaba un aumento del 2%, por lo que es esperable que cuando termine este ejercicio se cumpla la previsión de 2016”.

Normas