Distribución textil
Fachada de una tienda de Massimo Dutti.
Fachada de una tienda de Massimo Dutti.

Inditex ensaya en Massimo Dutti la entrega de pedidos en el mismo día

La velocidad para la entrega de los pedidos online es el gran caballo de batalla en la distribución. Distintas compañías se han movido para acortar los plazos y la última en hacer su apuesta ha sido Inditex. La compañía presidida por Pablo Isla ha comenzado a probar en Massimo Dutti la entrega en el mismo día, según avanzó el portal web especializado Modaes.

Se trata de un avance por parte de la compañía gallega y se une a otros distribuidores como Amazon, El Corte Inglés o Media Markt que han hecho anuncios similares en el último año. Por ahora, la apuesta de Inditex se limita exclusivamente a los establecimientos de la cadena Massimo Dutti y en Barcelona.

El grupo explicó ayer que se trata de un proyecto piloto por lo que todavía no avanzó los planes futuros de este servicio, conocido como Super Express. La compañía ofrece a los clientes de la ciudad condal, y a algunos códigos postales de los alrededores, la opción de comprar antes de las 12 del mediodía y recibirlo antes de las 10 de la noche del mismo día. En estos pasos iniciales, esta herramienta tiene un coste de 9,95 euros para cada compra.

El movimiento sigue a una serie de decisiones que están llevando al grupo textil a avanzar en el concepto de omnicanalidad, ligando la estrategia en tienda física con la online. Desde que en 2007 lanzara su primera plataforma de comercio electrónico, con Zara Home, ha alcanzado ya los 41 mercados con presencia de su venta a través de internet, incluyendo la práctica totalidad de los países europeos. El último en unirse ha sido Turquía, donde la empresa gallega ha aterrizado con la venta online la semana pasada. En lo que va de ejercicio, la empresa ha abierto su portal de venta online en Bulgaria, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta o República Checa.

El objetivo del presidente del grupo, Pablo Isla, es continuar implantando un “modelo integrador” entre la oferta online y la física, con el fin de presentar a los consumidores un modelo conjunto y no presencias diferenciadas. “Esto es lo que nos demandan los consumidores y seguiremos trabajando en ello”, defendió el presidente. El grupo no da datos disgregados sobre la proporción de ventas online frente a físicas, al considerarlo un modelo único.

Al crecimiento en la apuesta por la compra online han seguido otras iniciativas por la digitalización de la actividad de la compañía, como el reciente lanzamiento del pago por el móvil en Zara en España.

Normas
Entra en EL PAÍS