Oportunidades en el exterior

Estudiar y trabajar en Nueva Zelanda

La española Tania García ha creado KiwiYouTOO, una agencia online gratuita que guía a los estudiantes que desean desembarcar en las antípodas.

Tania García, fundadora de KiwiYouTOO, en Nueva Zelanda.
Tania García, fundadora de KiwiYouTOO, en Nueva Zelanda. KiwiYouTOO

Tania García aterrizó en Nueva Zelanda en 2008 para hacer un curso de inglés. En su momento estaba planteándose marcharse a Irlanda, pero un amigo que estaba en el país kiwi le habló de su experiencia y decidió seguir sus pasos.

Estaba especializada en orientación educativa y profesional y, al llegar allí, comenzó a trabajar en una escuela de idiomas asesorando a los estudiantes internacionales. Ni en su pueblo ni en su escuela había españoles, ya que, aunque es un destino en auge, aún está por explotar, por lo que estaba obligada a practicar inglés.

Ella achacaba la falta de españoles a la desinformación, pues veía Nueva Zelanda como un país con muchas oportunidades, y se decidió a dar un vuelco a la situación.

Así nació KiwiYouTOO, una agencia online gratuita que se encarga de guiar a los estudiantes que deciden marcharse a Nueva Zelanda a lo largo de todo el proceso: desde elegir la ciudad de residencia hasta instalarse al llegar.

KiwiYouTOO lleva varios meses gestándose. En febrero empezaron a mover las redes sociales y a crear contenidos para su blog, pero fue recién en septiembre cuando se puso en marcha de forma oficial y cuando llegaron a Nueva Zelanda los primeros estudiantes que han confiado en la agencia para vivir la experiencia. Aprovechando la ocasión, han lanzado una beca que incluye el viaje a dicho país para que un estudiante aprenda inglés durante un mes.

La impulsora confiesa que le daba miedo enfrentarse a esta aventura sola, así que se puso en contacto con Marta Caparrós, fundadora de AUssieYouTOO, agencia especializada en Australia, pues le gustaba su estilo y cómo funcionaba y le propuso colaborar.

KiwiYouTOO
En septiembre llegó a Nueva Zelanda la primera delegación de estudiantes enviados por KiwiYouTOO. KiwiYouTOO

KiwiYouTOO es una empresa independiente de la versión australiana, pero sigue su misma línea y comparte parte del equipo de marketing y contabilidad.

Ambas agencias son gratuitas y se financian mediante las comisiones que les pagan las escuelas cuando los estudiantes contratan un curso a través de ellas. El precio es el mismo que si el curso se contratara por cuenta ajena, es decir, la comisión corre por cuenta de la escuela y en ningún caso repercute en el estudiante.

KiwiYouTOO también cuenta con un equipo de COOLaboradores. Estos son los encargados de darle la bienvenida a al estudiante y de ayudarle en todos los trámites necesarios a su llegada: crear una cuenta bancaria, comprar una tarjeta SIM, enseñarles la ciudad, conseguir habitación y trabajo…

Este servicio, gratuito para todos los estudiantes que contraten un curso con ellos, es uno de los sellos de identidad de la agencia y una de las razones por las que no tienen pensado expandirse a otros países de momento, ya que, para asesorar, se basan en un gran conocimiento del lugar. Para empezar en un nuevo destino sería necesario, en sus propias palabras, contar con “otra Tania o Marta” allí.

La mayor parte de los estudiantes van por una temporada relativamente corta en la que buscan centrarse en aprender inglés y disfrutar de la experiencia, según Tania.

Por eso no buscan trabajos cualificados, pero que, con un buen nivel de inglés, es posible encontrar un trabajo especializado, pues es un país con una tasa de paro muy baja (5,2%).

De hecho, es cada vez más frecuente que un estudiante trabaje a media jornada en algo de su especialidad mientras sigue un curso. Si es bien visto en el trabajo, con un poco de suerte, la empresa puede hacerle un visado laboral que le permita quedarse más tiempo.

Otra de las opciones en Nueva Zelanda es emprender. Tania cuenta que es un trámite muy sencillo, pues el registro y la fundación del negocio se pueden hacer online y en menos de 12 horas la compañía está lista para empezar a funcionar legalmente. Además, para terminar de convencer a la gente a lanzarse, no se pagan impuestos hasta que no se empiezan a obtener ingresos.

¿Qué visados puede obtener?

Los más comunes son:

El visado de turista. Permite estar hasta un año en Nueva Zelanda –sin trabajar–, pero se debe renovar cada tres meses, ya sea pagando o saliendo del país.

El de estudiante. Para solicitarlo, el alumno se debe haber inscrito previamente en un curso. Este visado permite trabajar 20 horas a la semana durante los meses en los que se esté estudiando.

Y el visado Working holiday. Distinto al Work and Holiday australiano, está pensado para jóvenes de entre 18 y 30 años que quieran trabajar y viajar en Nueva Zelanda (también permite estudiar). Aquí no es necesario demostrar buen nivel de inglés o estudios superiores para conseguirla, como en Australia, pero sí se debe demostrar cierta solvencia económica. Esta visa, que se puede solicitar online, es muy difícil de conseguir porque solo hay 200 para españoles y se otorgan por rapidez, con lo que se suelen acabar en los primeros diez minutos.

Normas