Crisis del PSOE

Javier Fernández rechaza la repetición de las elecciones generales

El presidente de la gestora se muestra dispuesto a hablar con Rajoy

Abstenerse o no ante una hipotética sesión de investidura de Mariano Rajoy. Esa es la dura decisión que deben tomar los socialistas antes de que el 31 de octubre se disuelvan las Cortes generales si no sale elegido antes un Gobierno. Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE, se ha mostrado dispuesto a dialogar con el presidente del Gobierno en funciones y con el PNV de cara a desbloquear la situación política. "Si Rajoy me llama, me voy a reunir con él", ha afirmado.

El presidente, al que se sitúa más cerca de las tesis de Susana Díaz de facilitar un Gobierno conservador, no ha querido desvelar su posición personal respecto a la abstención para mantener una neutralidad por parte de la gestora. "No debo pronunciarme", ha afirmado, aunque poco más tarde se mostró contrario a la celebración de nuevos comicios: "La peor solución para el PSOE es ir a elecciones". La gestora no tiene previsto dar libertad de voto a los 84 diputados socialistas para que decidan si quieren abstenerse o votar en contra de Rajoy. "No me planteo que haya libertad de voto", ha asegurado. Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canarias elegido en las listas socialistas, no tiene obligación de acatar la decisión que tome el Comité Federal, ya que su pacto únicamente era vinculante para apoyar al candidato socialista.

Este dilema sobre la abstención deberá resolverlo el Comité Federal, tal y como ha recordado Fernández. Todavía no hay fecha prevista para la reunión del máximo órgano entre Congresos del PSOE, aunque el presidente de la gestora ha descartado la celebración de esa nueva reunión para este sábado 8 de octubre, al ser demasiado temprano. "El sábado no va a ser, pero todavía no estoy en condiciones de saber cuándo va a celebrarse", ha explicado Fernández. Tampoco se conoce cuándo se celebrará el futuro Congreso extraordinario. "Todavía no tenemos un calendario", ha asegurado Fernández.

Con una actitud conciliadora, Fernández ha comparecido, por primera vez, este lunes cerca de las 14 horas en la sala de prensa de Ferraz como presidente de la gestora de los socialistas, dos días después de su elección como persona de consenso para pilotar el partido hasta un nuevo Congreso extraordinario. Este órgano, formado por 10 personas más un futuro representante del PSC, y cuyo portavoz será Mario Jiménez, fue elegido el pasado sábado en un convulso Comité Federal, del que Fernández se ha mostrado avergonzado: "El espectáculo lamentable y bochornoso no puede volver a producirse".

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha llamado este lunes por la mañana para felicitar al presidente de la gestora por su nombramiento. "Ambos dirigentes han acordado proseguir con el cauce de comunicación que siempre ha habido entre el Gobierno y el primer partido de la oposición", aseguró Ferraz en un comunicado.

  • Cambios en los grupos parlamentarios

La gestora ha descartado cambios inmediatos en las portavocías de los grupos parlamentarios de los socialistas. Antonio Hernando -Congreso-, Óscar López -Senado- e Iratxe García -Parlamento Europeo- habían puesto su cargo a disposición de la nueva dirección de los socialistas. Este martes está prevista una reunión del grupo del Congreso, donde se especulaba que el diputado Eduardo Madina se convirtiera en portavoz del mismo. "Mañana no se va a decidir ningún cambio en los grupos parlamentarios. Los habrá, pero no drásticos", ha señalado Fernández.

Durante el tiempo que pase hasta la celebración del Comité Federal, Fernández reunirá a los secretarios generales en un consejo territorial del partido para tratar de conciliar las diferencias. "Tender puentes, pactar, cohesionar, son los verbos que pretendo conjugar", ha asegurado. 

  • Pedro Sánchez seguirá como diputado 

El presidente ha agradecido la labor del exsecretario general, Pedro Sánchez, al frente del partido durante más de dos años. El dimitido líder de los socialistas ha anunciado este lunes por la mañana en la red social Twitter que tiene previsto continuar como diputado del PSOE por Madrid, a pesar de haber dimitido como secretario general del partido. Los socialistas consiguieron siete escaños en esta provincia en las elecciones del 26 de junio. "Tengo un compromiso con los electores y voy a seguir trabajando desde mi escaño para mejorar la vida de los ciudadanos", ha publicado esta mañana. A pesar de mantenerse en el escaño, sí está previsto que Sánchez renuncie a la presidencia del grupo parlamentario socialista.

Javier Fernández rechaza la repetición de las elecciones generales

Normas