Crisis del PSOE

La gestora del PSOE intenta “coser” el partido tras el Comité Federal

Javier Fernández, elegido como dirigente de consenso para pilotar el partido

Pedro Sánchez
El presidente de Asturias, Javier Fernández. ACN

“El PSOE está roto”. Así de franco se mostró José Antonio Pérez Tapias, exportavoz de la corriente izquierda socialista, al abandonar el comité federal del PSOE el sábado, que terminó con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general y la creación de una gestora que se haga cargo del partido. Tapias no es el único dirigente que así lo cree tras el agrio debate vivido durante 16 horas en la sala Ramón Rubial de Ferraz y la tensión sufrida durante la semana pasada. El verbo más repetido ayer por los dirigentes y militantes era “coser” el partido, acuñado por primera vez por la presidenta andaluza, Susana Díaz, en el comité director de la federación andaluza el pasado jueves.

Javier Fernández, presidente de Asturias, fue la persona escogida en la madrugada del sábado para encabezar la gestora que dirigirá el partido hasta la celebración de un Congreso Federal extraordinario, cuya fecha todavía se desconoce, que elegirá a la nueva dirección. Este órgano celebrará su primera reunión hoy a las 12 horas, según comunicó el partido ayer. Fernández es un socialista considerado de consenso y al que los dirigentes respetan. “Templanza, compañerismo y principios”, destacó del asturiano Verónica Pérez, presidenta de la mesa del Comité Federal.

Diez personas acompañarán a Fernández en el camino hacia el Congreso extraordinario. Junto al presidente asturiano, se situará Mario Jiménez, portavoz socialista en el Parlamento andaluz y uno de los colaboradores más cercanos de Díaz. Aparte de Jiménez, los andaluces situaron a una segunda integrante en la gestora, la diputada por Córdoba y exconsejera de Medio Ambiente en la Junta, María Jesús Serrano. Andalucía representa la federación más fuerte del PSOE, al contar con el 23% de los militantes socialistas: más de 45.000 de un total de 190.000, según el censo de la última consulta a la militancia celebrada este año.

Además, la gestora contará con la extremeña Asunción Godoy, número dos de Guillermo Fernández Vara; Francesc Antich, expresidente de Baleares; el diputado cántabro Ricardo Cortés; José Muñoz Lladró, líder de las Juventudes Socialistas valencianas; la canaria María Dolores Padrón; la extremeña Soraya Vega; y el riojano Francisco Ocón, cercano a César Luena.

Un representante del PSC, partido hermano al PSOE en Cataluña, se unirá a la comisión una vez concluyan las elecciones primarias, previstas para el 15 de octubre, donde se enfrentan Miquel Iceta, actual primer secretario de los socialistas catalanes, y Núria Parlón, número dos de la formación.

Ocho federaciones autonómicas del PSOE no cuentan con ninguna representación en la nueva gestora. Según el número de militantes, las grandes ausentes son Madrid, que cuenta con más de 13.000 afiliados, y Castilla - La Mancha, con aproximadamente 11.000. Emiliano García Page y Javier Lambán, presidentes de Castilla - La Mancha y Aragón, respectivamente, descartaron tener un miembro en la gestora, a pesar de haber sido dos de las voces más críticas con la dirección de Pedro Sánchez.

  • El debate sobre la abstención

Los socialistas afrontan ahora uno de los debates más difíciles: abstenerse o votar ‘no’ en una hipotética sesión de investidura de Mariano Rajoy, revocando la resolución tomada por el Comité Federal. Miquel Iceta defendió ayer mantener el voto en contra del PP. En su opinión los socialistas no pueden “contribuir ni con su voto ni con su abstención a un gobierno del PP”. Su rival en las primarias, Núria Palón, cercana a Susana Díaz, se manifestó en el mismo sentido: “Si soy primera secretaria del PSC pediré a las bases que avalen un ‘no’ rotundo”.

Sin embargo, el dilema sigue sin resolverse y deberá decidirse en un futuro Comité Federal. Algunos dirigentes de PP y Ciudadanos ven ahora más sencillo desbloquear la situación política.

Normas