ERE en Banco Popular

UGT insta a la cúpula de Popular a devolver los bonus cobrados

La negociación para despedir a 3.000 trabajadores y cerrar 300 oficinas se tensa

Angel Ron Presidente del Banco Popular durante la junta de accionistas 2015
Angel Ron Presidente del Banco Popular durante la junta de accionistas 2015

La reacción de los sindicatos al anuncio de Banco Popular, de este martes, de que se prescindirá de unos 3.000 empleados, y se cerrarán 300 oficinas, no se ha hecho esperar. Y ha sido furibunda.

En un duro comunicado, inusitado en el sector financiero español, UGT indica al “presidente y la alta dirección están a tiempo de asumir su responsabilidad y limpiar su imagen por haber decidido entrar, tarde y con prisas, en la burbuja inmobiliaria”.

“Animamos a que tengan un gesto de verdadera responsabilidad corporativa, a ellos que tanto les gusta utilizar esta palabra, devolviendo los bonus y salarios millonarios que cobraron durante los 3 años del plan suma”, reclama la central sindical.

El objetivo, exponen, sería “utilizar todo ese dinero en ayudar a salir adelante a las miles de familias de nuestros compañeros que van a despedir y que son los que realmente un día hicieron grande al banco”.

“Que nunca se nos olvide cómo paga el banco el sacrificio y el exceso de horas de su plantilla. No sacrifiques ni tu vida ni a tu familia haciendo jornadas ilegales para enriquecer a los que te explotan y te despiden”, critica la nota remitida por el sindicato a sus afiliados.

“Si el presidente y la alta dirección han contratado una consultora para diagnosticar todos sus errores de gestión y cómo deben solucionarlos ¿Para qué están ellos? ¿No es suficiente evidencia de su incapacidad para seguir al timón de esta empresa?”, se cuestionan desde UGT.

El sindicato se refiere al equipo de la consultoría Equipo Económico, constituida inicialmente por el actual ministro de Hacienda en funciones, Cristobal Montoro, a quien Popular ha encargado el informe económico que justificará el ERE.

Durante la cita del martes, Popular avanzó que prevé prescindir de enter 2.900 y 3.000 trabajadores de los 12.910 empleados con que cuenta actualmente en España (81% en sucursales y el 19% en servicios centrales).

Un proceso por el que el banco prescindirá de casi la cuarta parte de su plantilla y que UGT califica este como el “ERE más masivo llevado a cabo por una entidad financiera en España”. En paralelo, la entidad avanzó que cerrará 300 oficians de sus 2.090 oficinas y limitará el horario de apertura en localidades de pequeño tamaño.

Las condiciones de salida de la plantilla no se especificaron durante la cita, informan los sindicatos sino que serán definidas en nuevas reuniones que Banco Popular ha fijado para el próximo viernes y el miércoles 28 de septiembre.

Sí se avanzó a los sindicatos que de los 3.000 despidos, el 28% se producirían en Madrid; el 16%, en Andalucía; el 15%, en Galicia; el 11%, en Cataluña; el 8%, en Castilla y león, el 6%, en la Comunidad Valenciana y los demás repartidos por el resto de territorios.

Se espera, en todo caso, que buena parte del ajuste laboral se salde con prejubilaciones dado que la entidad cuenta con 1.700 trabajadores mayores de 59 años.

Normas