Reestructuración bancaria

Popular cerrará 300 oficinas y reducirá plantilla en al menos 2.900 personas

Popular
Sucursal del Banco Popular.

El plan de ajuste de Banco Popular comienza a tomar forma. La entidad financiera ha comunicado hoy a la CNMV que ha trasladado a los sindicatos un plan de ajuste de empleo que afectará a unos 3.000 trabajadores. El ajuste conllevará el cierre de 300 oficinas y la disminución de plantilla en las sucursales menos rentables. Además, en las localidades de menor población se limitarán los días de apertura.

El ajuste de plantilla puede incluir prejubilaciones, y el banco ha comunicado en su nota a la CNMV que tiene 1.700 empleados mayores de 59 años."Esta propuesta tiene como finalidad mejorar la rentabilidad y eficiencia de la entidad", detalla el Popular, que añade que quiere llevar a cabo el proceso de bajas de forma pactada con los sindicatos.

Popular pretende con este recorte de oficinas y empleos “mejorar la rentabilidad y la eficiencia de la entidad”. Un compromiso adquirido para sacar adelante la macroampliación de capital que llevó a cabo en junio (por 2.500 millones de euros).

El plan de ajustes también contempla “limitar los día de apertura de oficinas en las localidades de menor tamaño”. Además de “potenciar la operativa multicanal” y acelerar la “transformación digital”.

Estos recortes de red y plantilla se han anunciado pocas semanas después de que tomara las riendas de la entidad Pedro Larena, como consejero delegado del banco. Tras su desembarco como número dos, Larena ha promovido un cambio en el organigrama, ha activado la venta de la filial en Miami y ha suspendido la venta de su negocio de banca privada.

Normas