Breakingviews

La parte buena del legado de Ballmer a Microsoft

El consejero delegado del gigante de la tecnología, Sayta Nadella, incrementa el dividendo y pone en marcha una recompra de acciones por valor de 40.000 millones de dólares.

Pantalla de un móvil con varias versiones del logotipo de Microsoft.
Pantalla de un móvil con varias versiones del logotipo de Microsoft.

El titán de la tecnología, Microsoft, ahora dirigido por Satya Nadella aseguró el martes que elevará su dividendo y al mismo tiempo dio a conocer un nuevo plan de recompra de acciones de 40.000 millones de dólares. El predecesor de Nadella, Steve Ballmer, estuvo a la vanguardia de las grandes compañías de tecnología en devolver efectivo a los accionistas. Aunque Microsoft sigue peleando con las salvajes fusiones y adquisiciones de Ballmer, todavía hay capital en circulación.

Bajo la dirección de Ballmer, de 2000 a 2014, Microsoft se embarcó en una serie de adquisiciones costosas y que destruyeron valor, incluyendo la firma de publicidad digital aQuantive y las operaciones de telecomunicaciones de Nokia. Por desgracia, la tradición ha continuado. El año pasado, Nadella ofreció 55.000 millones de dólares (casi 50.000 millones de euros) para comprar Salesforce.com. Microsoft no alcanzó el precio de venta más alto, pero pagó 26.000 millones de dólares, o una prima del 50%, por LinkedIn. Los beneficios económicos del acuerdo están lejos de estar claros.

Sin embargo, Ballmer también merece crédito por haber popularizado un acercamiento mucho más amistoso hacia los accionistas en la comunidad tecnológica. Además de iniciar un dividendo en 2003 –una rareza en la industria en el momento– Microsoft autorizó un dividendo especial de 32.000 millones de dólares y un programa de recompra de 30.000 millones en 2004. Continuó con una recompra de 40.000 millones en 2008 y 2013. Y a diferencia de muchas otras empresas, Microsoft readquirió de forma efectiva las cantidades que autorizó.

Cisco y Oracle impulsaron más tarde sus dividendos y planes de recompra. Apple vuelve ahora a comprar incluso más acciones que Microsoft. En los círculos de la tecnología se tiende a detestar las herencias. En este caso, es bienvenida por Microsoft.

Normas