ATA pide que se proteja a quienes dan empleo

Tras conocer la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, el presidente de ATA ha dicho que no se pueden cambiar las reglas a mitad de partido

autonomos

El presidente de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, ha valorado la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que iguala la indemnización por despido a trabajadores fijos y temporales y ha abogado por la seguridad jurídica, pero también ha reclamado que se piense en el empleador y se le proteja.

Según informa la Agencia EFE, Amor ha declarado que “no se pueden cambiar las reglas a mitad de partido” y ha pedido una reflexión sobre las consecuencias de esta sentencia, ya que considera necesario “que la gente que se la juega creando puestos de trabajo, tenga seguridad jurídica”.

Lorenzo Amor ha añadido que respeta la sentencia, pero opina que en el poder judicial, al igual que en el ejecutivo y el legislativo “se nota, muchas veces, que hay gente que no ha creado puestos de trabajo”. El responsable de ATA ha lamentado que se pongan trabas a las personas que emplean y ha insistido en que medidas de este tipo generan inseguridad jurídica.

La sentencia dictada por el Tribunal de Justicia Europeo establece que la indemnización por despido debe ser la misma tanto para los trabajadores fijos, como para los temporales. Según la reforma laboral llevada a cabo en España, los trabajadores fijos cobran 20 días de sueldo por año trabajado, mientras que los temporales tienen derecho a 12 días por año y en el caso de los interinos no cobran indemnización.

Los jueces comunitarios han resuelto que las indemnizaciones deben ser iguales para todos, salvo que haya razones objetivas para que no sea así, pero no contemplan el hecho de ser trabajador indefinido o no como una de esas razones. Además, el fallo establece que los trabajadores interinos deben percibir una compensación económica cuando se termine su contrato.

La sentencia comunitaria se produce tras la denuncia de una trabajadora interina española que perdió su trabajo, tras nueve años en el puesto, y no recibió indemnización alguna tras el despido.

Normas