Renta variable española

La Bolsa española puede salir muy a cuenta

Aun con la categoría en números rojos, los mejores gestores ‘made in Spain’ logran buenas ganancias para los fondos de renta variable nacional.

La Bolsa española puede salir muy a cuenta

El Ibex está en negativo? Que no cunda el pánico. El buen hacer de ciertos gestores consigue que sus fondos sean lo suficientemente selectivos como para lograr rentabilidades muy interesantes invirtiendo solo en Bolsa española (y algunos, portuguesa). Entre ellos destaca “el excelente comportamiento de los fondos que siguen un estilo de inversión value [valor], manifestándose como una excelente opción para un entorno como el actual”, resalta Paula Mercado, directora de análisis de VDOS.

Encabeza la clasificación, con un sorprendente 15,5% frente a la caída del 6,7% que acumula la categoría en lo que va de año, el Iberian Value (ver despiece). En segunda posición, el AzValor Iberia, el fondo de la gestora creada por la guardia pretoriana de Francisco García Paramés tras su salida de Bestinver, con un 9,52% en 2016.

Otro gestor estrella es el responsable del bronce: se trata de Iván Martín, al frente del Magallanes Iberian Equity, creado hace algo menos de dos años para recoger toda su experiencia en el sector tras su salida de Santander.

La categoría de fondos de acciones locales pierde el 6,7% en el año

Desde su casa resaltan la importancia que tiene “que nuestros inversores tengan un horizonte temporal de largo plazo”. Además, creen que explica parte de sus buenos resultados que “compramos cuando el precio es notablemente inferior al valor teórico. Comprar con un amplio margen de seguridad protege nuestra cartera en las caídas y contribuye a preservar y recapitalizarse en mayor proporción en las subidas”.

“Uno de los grandes aciertos de EDM Inversión ha sido orientar el foco de la inversión a largo plazo”, aseguran los cogestores de EDM Inversión, Juan Grau, Alberto Fayos y Ricardo Vidal. Y lo cierto es que no les va mal, ya que el fondo no solo se apunta el 6% en el año, sino casi un 25% a tres años.

Asimismo, explican que tienen una exposición nula al sector financiero y no replican índices. “Además, la cartera de EDM Inversión tiene una baja rotación, debido a la fuerte convicción en los valores. De hecho, nuestra cartera solo tiene 22 compañías”. Entre los preferidos en los últimos años están Grifols, Gamesa, BME, Catalana Occidente o CIE Automotive.

En cuanto a la clasificación a tres años, el Metavalor, de Metagestión, domina claramente con un contundente 60% frente al 11,5% de la categoría de renta variable española. El equipo resalta que a lo largo de estos últimos años han mantenido en cartera de forma sostenible compañías como Barón de Ley o Altia, “aunque en los últimos trimestres hemos ido reduciendo su peso según subían en Bolsa y se reducía el potencial, todavía siguen formando parte de nuestro fondo.

Iberian Value: una filosofía que se hace con la corona

Es un fondo pequeñito –apenas 3,6 millones de euros– que no destacó en su nacimiento, pero que desde hace medio año se ha despegado de la rentabilidad de su categoría para batirla ampliamente.De hecho, el equipo de Gonzalo Lardiés –de nuevo un nombre muy reconocido en el sector europeo– ha conseguido un 15,6% de retorno en el año después de pérdidas en 2015. “Llegábamos a valoraciones muy atractivas en compañías cíclicas después de la caída de los precios de las materias primas durante todo 2015 y las primeras semanas de 2016. Este posicionamiento nos castigó en la última parte del año pasado, pero ha sido muy provechoso en el año presente”, admite Lardiés. Valores como Elecnor, Miquel y Costas, CAF o Iberpapel están en la cartera del fondo desde casi sus inicios.

A día de hoy, nuestra principal posición es Talgo”. Por el contrario, “a comienzos de 2016 hemos invertido en acciones de compañías poco habituales en nuestros fondos, como Acerinox y ArcelorMittal, que debido a las caídas en las materias primas han ofrecido oportunidades de inversión clara.

Para este periodo de tres años también hay que mencionar el Renta 4 Bolsa, que ocupa el segundo lugar por rentabilidad a 3 años (33%) y el noveno en 2016 (+3,21%). Para Javier Galán, gestor del fondo, es buen momento para apostar por la renta variable nacional, ya que quien “invierta hoy en España con un Ibex 35 en torno a los 9.000 puntos está comprando las empresas con un 40% de descuento respecto a las cotizaciones que tenían en 2007, cuando el Ibex cotizaba a 16.000”.

En cuanto a José Antonio Montero de Espinosa, responsable de RV en SAM y gestor de Santander Acciones Españolas, cree que “hay que diversificar a renta variable, pero hay que hacerlo de forma selectiva y, a ser posible, aprovechando momentos de volatilidad que generen oportunidades de comprar más barato y que, sin duda, se van a repetir en los próximos meses”. Este fondo, antes gestionado por Iván Martín, no lo está haciendo bien en el año, pero aun así acumula una revalorización del 22% en el trienio.

Pero no solo las gestoras españolas hacen patria. Algunas extranjeras también tienen productos basados en exclusiva en los valores ibéricos. Es el caso, por ejemplo, del DWS Acciones de Deutsche AM (27,32% a tres años), lanzado en 1993 y que con el tiempo ha ido “invirtiendo una proporción cada vez mayor en compañías no pertenecientes al Ibex.

Además, hemos evitado la inversión en bancos y eléctricas, mientras que nos hemos sentido atraídos por las socimis, los valores de consumo, los industriales y las materias primas”, comenta Juan Barriobero, gestor del vehículo.

También Mirabaud tiene un fondo con solera, el Equities Spain, lanzado hace 10 años. Gemma Hurtado, directora de renta variable española de la gestora en España, destaca que las fuertes caídas en los meses de enero y febrero y la reacción de los mercados tras el brexit ofrecieron magníficos puntos de entrada en Bolsa. “Calidad a buen precio, el sueño de un gestor de renta variable”.

A tener en cuenta

W4I Iberia Opportunities.  La clave de su éxito (9,52% en 2016) es “la visión a largo plazo y el enfoque fundamental”, aclara Albano Costa, del equipo del fondo creado por Renta 4 y Firmino Morgado, antes gestor del mayor fondo de Bolsa española, el Fidelity Iberia.

De gran interés. El mercado español resulta atractivo, según la responsable de Mirabaud, porque se trata de una Bolsa global, pero al mismo tiempo es un mercado pequeño, lo que “permite al gestor de renta variable una aproximación muy cercana a todas las compañías cotizadas”.

Aviva Espabolsa. Acumula en su clase institucional (2,5 millones de inversión mínima) un 30% de retorno a tres años. “Preferimos compañías con beneficios predecibles, modelo de negocio sencillo, generadoras de caja, potencial de crecimiento no reflejado en su cotización y que operan en un entorno con barreras de entrada”, dice Carlos Gutiérrez, director de Bolsa de Aviva.

Normas