Previsiones económicas

Funcas avisa que, sin Presupuesto, se incumplirá el objetivo de déficit

Detecta que la ralentización de la economía ya está afectando al empleo

Alerta de que es preciso que se forme cuanto antes un Gobierno para adoptar reformas

déficit público Ampliar foto

La economía española va bien y crece el doble que la mayoría de países de la UE. Sin embargo, la situación empieza a virar. Funcas alertó hoy de que la actividad se está ralentizando en la presentación de sus previsiones. Aun así, la Fundación de Cajas de Ahorros elevó la estimación de crecimiento de este año del 3,1% al 3%. Una mejora que se debe a la buena evolución del primer semestre. La ralentización afectará a la segunda parte de este ejercicio y, especialmente, a 2017, cuando Funcas estima un crecimiento del PIB del 2,3%.

El director general de la Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas), Carlos Ocaña, y el director de Coyuntura y Estadística del organismo, Raymond Torres, alertaron que la ralentización procederá especialmente de la demanda nacional, que es el principal motor de la actividad en España. "El crecimiento del consumo privado perderá fuerza por la desaceleración que ya ha comenzado a notarse en la creación de empleo, por el estancamiento de los salarios y por el agotamiento del impacto de los recortes en materia de IRPF", señala el informe.

Ocaña defendió que la ausencia de Gobierno no ha afectado hasta la fecha a la actividad económica, sin embargo, señaló que ello puede empezar a cambiar en la medida en que es preciso adoptar decisiones sobre las reformas que precisa España. En este sentido, Funcas prevé que España cerrará este año con un déficit público del 4,6% del PIB, por encima del 3,6% fijado por Hacienda. Aun así, estaría dentro del límite permitido por Bruselas tras la suavización del déficit planteada por la Comisión Europea. Para el próximo año, la situación cambia. Las autoridades comunitarias exigen que España rebaje su déficit público al 3,1% y, según Funcas, la prórroga de los Presupuestos llevará los números rojos al 3,6%. La previsión ya contempla que el Gobierno en funciones aprobará un real decreto para elevar los pagos fraccionados en el impuesto sobre sociedades. Aun así, ello resultará insuficiente y, según Funcas, España deberá acometer nuevos ajustes para cumplir con las exigencias de Bruselas. Ocaña no quiso entrar en qué tipo de medidas se podrían adoptar, pero insistió en la necesidad de que se desbloquee la situación política.  

Funcas también presentó una previsión económica a largo plazo que refleja que los dos principales problemas de España continuarán muy presentes. Por un lado, la tasa de paro bajará del entorno del 20% vigente hoy al 14,3% en 2020. A pesar de la reducción notable, el desempleo se mantendrá en cuotas muy altas y superiores a los países europeos. El desequilibrio que supone la deuda pública no se corregirá en los próximos años. Funcas estima que el pasivo cerrará este año en el 100,4% del PIB y se mantendrá en el 100,9% en 2020.

Normas