La reestructuración financiera

Banco Popular arranca la negociación de su ajuste con los sindicatos

Banco Popular emplaza a los sindicatos a una reunión para el día 20 para desvelar el plan de ajustes que quiere abordar.

Busca transformar su red territorial, ajustar su red de sucursales y redimensionar sus servicios centrales y volumen de personal

Banco Popular
Una de las sucursales de Banco Popular.

Banco Popular inicia una nueva etapa marcada por la reciente ampliación de 2.500 millones de euros, la promesa de achicar el ladrillo de su balance y el nombramiento de Pedro Larena como nuevo consejero delegado.

Para aterrizar esta revolución, y el ajuste que conllevará en red y empleados, la entidad ha comenzado a negociar este jueves con los principales sindicatospresentes en la entidad. En la primera reunión mantenida con los sindicatos, el banco no ha querido desvelar el número de prejubilaciones y bajas incentivadas que pretende realizar. Se ha limitado a emplazar a los sindicatos para el próximo martes, 20 de septiembre, en virtud del artículo 12 de convenio colectivo de la entidad, que establece entre otras cosas los plazos para realizar los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). De esta forma, habrá que esperar a ese día para constituir la mesa de negociación.

Según ha avanzado Banco Popular en un comunicado, el objetivo es negociar “un nuevo plan de optimización”, basado en la transformación de las direcciones territoriales, la optimización de la red de sucursales y el redimensionamiento de los servicios corporativos.

El objetivo de la transformación del modelo territorial, avanza el banco, es potenciar “la acción de las oficinas mediante la aplicación de un modelo más ágil, sencillo, eficiente y con mayor calidad y rapidez de respuesta a los clientes”.

Reduciendo la red de sucursales, la entidad dice buscar adaptar “la dimensión de los equipos humanos en determinados entornos con el objetivo de mejorar la rentabilidad del negocio y dotando a la red de sucursales de los medios técnicos adecuados a través del Proceso de Transformación Digital por el que la entidad apuesta”.

Finalmente, el ajuste en los servicios corporativos y centrales busca ajustar “las estructuras al nuevo modelo y dimensión de la red comercial e implantando procesos tecnológicamente más avanzados, contribuyendo a mejorar la eficiencia y el nivel de servicio prestado”, explica la nota.

“El banco pretende llevar a cabo la aplicación de estas medidas de forma acordada con los representantes de los trabajadores, para lo que se inicia hoy el proceso de negociación. Este proceso de optimización contribuirá, tanto a preparar y modernizar las estructuras organizativas de la entidad para adaptarlas a la evolución de la banca digital, como a mejorar la relación coste-beneficio del negocio, consolidando su vocación de independencia en beneficio de los intereses de los clientes, empleados y accionistas”, expone el comunicado de Banco Popular.

Normas