Política monetaria

6 razones que sustentan una subida de tipos de la Fed

Un informe de Saxo Bank recalca que la decisión final del banco central dependerá de los datos del mes de agosto

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen.
La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen. EFE

El mercado apenas piensa en otra cosa: si la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subirá o no los tipos de interés este año y cuándo se decidirá a dar el paso. La reunión del FOMC los próximos días 20-21 de septiembre es el evento clave en cuanto a política monetaria se refiere este mes. Un mes en el que nada menos que hay programados 30 reuniones de los principales bancos centrales, según recuerda hoy en un informe Christopher Dembik, analista financiero de Saxo Bank.

El experto señala que "hay claramente una probabilidad de una subida de tipos de interés, pero la decisión final del banco central dependerá de los datos del mes de agosto". Precisamente hoy se ha conocido el informe oficial de empleo de EE UU, según cual se crearon 151.000 nuevos puestos de trabajo no agrícolas, muy por debajo de los 180.000 esperados por el consenso. Esto dilataría en el tiempo la decisión de incrementar el precio del dinero, que algunos auguraban incluso para este mismo mes.

Desde Link Securities afirman que la referencia de hoy "determinará si la Fed se decide o no a subir sus tipos y si, incluso, lo hace en septiembre, al ser el empleo una de las variables que más influye en las decisiones de la máxima autoridad monetaria estadounidense". Y apuntan que: "si bien es cierto que el dato de empleo de agosto suele ser algo errático, al ser un mes muy condicionado por las vacaciones de verano en el país, también lo es que si el mercado de trabajo sigue mostrando una elevada solidez, la probabilidad de que la Fed aproveche la ventana que se le abre y actúe creemos que aumentaría sustancialmente", sostienen en Link Securities.

Según apunta en un reciente informe John Bailer, de BNY Mellon, "aunque por ahora los tipos se han mantenido, la economía de EE UU se está reforzando, lo cual se traducirá en tipos más altos en 2016 y mayor fuerza para los valores". Sin embargo, el dato de empleo de este viernes constata que la economía estadounidense se resiente más de lo que cabría esperar.

De acuerdo con Bloomberg, antes de publicarse la cifra de empleo, más del 50% de los inversores esperan un repunte de los tipos de interés antes de final de año. El 34% prevé que se mueva ficha en septiembre, el 40%, en diciembre y el 60%, ya en marzo de 2017.

Con todo, los analistas opinan que la Fed no correrá antes de andar y una posible -ya no tan probable en el corto plazo- alza de las tasas rectoras no será agresiva. "Ello significa que la economía va bien pero la Fed no cometerá el error de subir tipos aceleradamente poniendo en peligro la débil recuperación económica", apuntan en Unicorp Patrimonio. El banco central presidido por Janet Yellen ejecutó la primera subida de tipos en una década el pasado mes de diciembre, cuando los incrementó en un 0,25%, poniendo fin a una era de política ultraexpansiva.

Para el analista de Saxo Bank, Christopher Dembik, estas son las 6 razones que podrían llevar a la Fed a normalizar su política monetaria:

1. La ralentización del mercado laboral vista en la última primavera parece ser temporal. Esto se justifica en que los últimos indicadores económicos son alentadores.

2. La tasa de paro oficial, situada en el 4,9%, se encuentra cerca del NAIRU. Estos es, que la economía se encuentra en equilibrio y la presión de la inflación ni sube ni baja.

3. El aumento de las ganancias por hora trabajada, que están cerca de ser monitorizadas por la Fed, se ha acelerado más de lo esperado.

4. Los índices de estrés financiero están descendiendo.

5. Las previsiones económicas indican que el momentum se está fortaleciendo. El pronóstico de la Fed de Atlanta del PIB ahora se encuentra actualmente en el 3,5% en el tercer trimestre.

6. Los inversores necesitan tener en cuenta que la Fed está en una posición complicada. El banco central necesita aumentar los tipos de interés, antes de que sea demasiado tarde y que EE UU entre en una ralentización económica, apunta Christopher Dembik

"Una recuperación rápida del empleo, mejores datos económicos para los EE UU, signos de inflación y un impacto mínimo debido al brexit serían motivos para que la Reserva Federal suba los tipos próximamente", resume John Bailer.

El dato de empleo no ha cumplido con las expectativas, como pasó ayer con el el ISM manufacturo, lo que vuelve a alejar la probabilidad de que la Fed suba tipos en lo que queda de año. La Bolsa española ha reaccionado con subidas a este escenario.

Normas