La opinión de los analistas

Preguntas y respuestas sobre la próxima subida de tipos en EE UU

tipos de interés
La presidenta de La Fed, Janet Yellen, junto a Stanley Fischer, vicepresidente de la autoridad monetaria durante la reunión celebrada este pasado fin de semana en Jackson Hole. AP

Se esperaba con impaciencia esta reunión. Llegó y pasó y los inversores siguen sin tener claro en qué momento, la Fed subirá los tipos de interés en EEUU. Jackson Hole estaba apuntado en el calendario de los inversores como una de las referencias más importantes a tener en cuenta en el atípico tranquilo mes de agosto que se está viviendo en los mercados. Sin embargo, del foro anual de banqueros centrales celebrado en Wyoming son pocas las conclusiones que se han sacado. En parte, algo así era esperado por el mercado.

  • ¿Por qué se esperaba esta reunión con tanta expectación?

”El discurso de Yellen en Jackson Hole se esperaba con gran expectación, tras la impresionante cascada de declaraciones de relevantes miembros de la Fed en favor de una inmediata subida de tipos de interés. Esther George, de la Fed de Kansas, Robert Kaplan, de la de Dallas, William Dudley, de la de Nueva York, John Williams de la de San Francisco e incluso el vicepresidente de la Fed, Stanley Fisher, se habían pronunciado en los últimos días, con diferentes niveles de intensidad, en favor de la normalización de los tipos de interés y por eso era importante escuchar la voz de Yellen”, explica Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4 en un artículo. Sin embargo, tal y como valora el experto, el discurso cayó de nuevo en esa conocida mezcla de “datadependencia” (la Fed actuará según los datos que vayan saliendo) y de deliberada ambigüedad. “No sabemos lo que significa exactamente el ‘stronger case for rate rise’ mencionado por Yellen en su discurso y recogido por todos los medios. Esa frase puede amparar tanto una subida de tipos en septiembre como en diciembre o incluso una posposición de esa subida hasta bien entrado el 2017. Todo queda igual de abierto que antes del discurso y de hecho las Bolsas reaccionaron bien ante el discurso de Yellen, al entender que suavizaba las manifestaciones previas de los miembros de la Fed antes citados”, añade Ureta. Fue de nuevo el vicepresidente Stanley Fisher quien recordó, en unas declaraciones televisivas posteriores al discurso de Yellen, que los tipos podrían subir en septiembre.

  • Entonces, ¿habrá subidas de tipos en septiembre?

Tras una primera reacción errática a lo que parecía un discurso bastante más ‘hawkish’ que los anteriores (’la posibilidad de un aumento de tipos se ha reforzado en los últimos meses’, con un crecimiento e inflación próximos a los objetivos de la Fed), los mercados se han quedado con la idea de que aún son precisos datos adicionales para determinar cuál será el timing de las siguientes subidas de tipos de interés, y en cualquier caso éstas serán moderadas y graduales. Las probabilidades que asigna el mercado a una subida de tipos en la reunión del 21 de septiembre se sitúan en 42% (frente al 32% antes del discurso y 20% hace una semana), 65% en diciembre (frente al 57% antes) y 72% en marzo de 2017 (frente al 67% antes), según los analistas.

  • ¿Las elecciones presidenciales de noviembre pueden influir en la decisión de la Fed?

Algunos expertos consideran que la Fed no hará ningún movimiento hasta que se celebren las elecciones en noviembre, lo cual trasladaría este movimiento en los tipos a la reunión que la autoridad monetaria celebrará en diciembre.

  • ¿Cómo influirá en los mercados?¿Por qué reaccionan así las Bolsas?

“Los inversores no creen a la Fed”, dice un experto. Como en el cuento del lobo, tras varios anuncios fallidos, ya nadie piensa que la normalización monetaria vaya en serio. “Si bien es cierto que, a corto plazo esta decisión puede generar un incremento en la volatilidad en los mercados financieros mundiales también lo es que una mejoría de la economía estadounidense favorecerá el crecimiento de los resultados empresariales y, por tanto, el de sus valoraciones. No obstante, el mayor riesgo que vemos, y es algo que ya ha ocurrido en ocasiones anteriores y que valoramos muy negativamente, es que, dándose el escenario adecuado para una subida de tipos, la Fed se eche atrás si los mercados financieros se tensan y se producen correcciones en los mismas”, explican desde Link Securities.

  • ¿Y en las divisas?

Unicorp Patrimonio considera que la expectativa de subidas de tipos en EE UU se incrementan, por lo que el dólar-euro puede ganar posiciones con respecto a otras divisas. Quizás las divisas emergentes pierdan fuelle tras la inminente subida de tipos de EE UU.

 

Normas