Mercado inmobiliario

Zara y H&M se mueven hacia los parques comerciales

Las marcas buscan alternativas a los locales a pie de calle en este tipo de grandes naves en las afueras de las ciudades

Zara

En los parques comerciales habitualmente se instalan marcas que necesitan espacio: Ikea, Media Markt, Carrefour, Leroy Merlin... aunque parece que las firmas de moda están interesados en copiar esa fórmula. Así lo afirma el informe de la consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield sobre el impulso de estos parques en Europa, publicado ayer.

“Hay una parte de comercios minoristas de calle y de centros comerciales que están probando, tratando de entender si los parques comerciales son una opción viable en sus carteras, junto a los lugares tradicionales que han ocupado desde el pasado, como por ejemplo H&M, Zara, Célio o C&A”, se destaca en el informe.

Este tipo de instalaciones, también conocidas como parques de medianas, suelen contar con naves independientes y zonas de parking comunes. La consultora indica que las firmas de retail quieren probar si este modelo, de considerables menores costes de alquiler, mejor acceso logístico, aparcamiento gratuito o fácil acceso, interesan al consumidor europeo.

"Se nota también un crecimiento en el tipo de operadores que eligen este formato para comercializar sus productos, marcas que tradicionalmente trabajaban en locales de calle y centros comerciales empiezan ahora a probar su operación en parques comerciales, como es el ejemplo de H&M o Mango”, señala Cristina Pérez de Zabalza, socia y directora de retail leasing de Cushman & Wakefield. Entre las ventajas, se destaca también que estas zonas fuera del núcleo urbano sirven más adecuadamente a los nuevos modelos de venta electrónica para recoger productos o para probar nuevos formatos.

  • Más superficie y más inversión

Además, igual que ocurre en sus primos los centros comerciales (en ese caso tiendas bajo un mismo techo), existe también la tendencia de llevar a esos parques un mix de oferta de gastronomía y entretenimiento.

En 2015, este tipo de complejos de naves en las afueras ha crecido en 863.000 metros cuadrados en Europa, un 2,4% más interanual, hasta llegar a los 37,3 millones de m2, por lo que parece un modelo por el que apuestan empresas e inversores.

Y el ritmo aumenta. Hasta final de 2016, serán inaugurados 1,3 millones de m2 en Europa de nuevos parques comerciales, casi el doble que en 2015. En 2017, además, continuará la tendencia, ya que se prevé que estén disponibles otros 1,1 millones de m2.

  • El caso de España

“La demanda de parques comerciales en Europa, y en particular en España, está creciendo de una forma evidente. Esto es resultado de la necesidad de diferenciación por parte de los operadores, y también de una mayor inversión por parte de los propietarios en este tipo de proyectos, que, cada vez más, ganan en calidad”, apunta Pérez de Zabalza. En el último año, de hecho, la inversión ha crecido un 34%, hasta los 9.000 millones.

España es el cuarto mercado con más superficie de este tipo, al alcanzar casi tres millones de m2, tras Reino Unido, Alemania y Francia. En el caso de las nuevas promociones inmobiliarias de este tipo, España ocupa el quinto lugar por metros cuadrados en promoción.

En concreto, se espera que hasta 2017 se abran cuatro parques comerciales, que suman 100.000 m2 de este tipo de grandes tiendas. Destaca Terrassa Plaça, un proyecto de los británicos City Grove en la localidad de Tarrasa (Barcelona), y el complejo comercial Cruce de Caminos, impulsado por la socimi Lar España en Sagunto (Valencia).

 

Normas