Automoción

La exportación de componentes para el motor se dispara

En el primer cuatrimestre, se incrementaron un 7,4%, hasta los 6.675 millones de euros, frente al 3,5% que crecían en los años de la crisis

exportaciones coches
Operador de una fábrica de componentes de automoción de Gestamp.

Las exportaciones de componentes y equipos para la automoción mantienen el tirón que permite a los fabricantes dar carpetazo a los años de crisis. En el primer cuatrimestre, las empresas españolas de este sector han conseguido elevar las ventas fuera del país en un 7,4% respecto de enero a abril del año pasado, hasta los 6.675 millones de euros, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción (Sernauto). Supone “duplicar la media de crecimiento de estas comercializaciones en la última década y se sitúa ya en niveles muy próximos a los de los años anteriores a la crisis”, apuntan desde la asociación.

Este crecimiento se coloca en línea con el cierre del año pasado, en el que ya consiguieron incrementar la facturación en un 8%, hasta los 32.000 millones de euros, “muy cerca de los 33.000 millones de ingresos récord que obtuvo el sector en 2007”, señalaba la asociación el pasado mes de junio. Las exportaciones crecerán, de seguir a este ritmo, en un 8% en 2016, superando los 20.000 millones. En 2015, las exportaciones representaron el 59% de la facturación del sector, aunque este peso de las ventas fuera puede llegar al 80% si se tienen en cuenta “las piezas que se exportan ya ensambladas en los vehículos que se fabrican en España y se venden fuera”.

La organización explicó ayer en un comunicado que la Unión Europea fue, en este primer cuatrimestre del año, el principal destino de exportación de los componentes fabricados en España, con un 75% del total de los equipos vendidos. El valor total de los componentes exportados ascendió a 5.000 millones de euros hasta abril, lo que representa una subida del 7,6%.
El principal comprador de bienes españoles en este periodo fue Alemania que acaparó, entre abril y enero, el 28,1% del total de bienes y componentes enviados desde las factorías españolas. Estas comercializaciones crecieron un 3,6% en el periodo, hasta los 1.400 millones de euros. Francia ocupó la segunda posición por países compradores, con el 23,09% del total de las entregas. Están valoradas en 1.100 millones de euros, lo que representa un incremento del 9,1%.

Las exportaciones a Portugal e Italia también crecieron un 12,4 y 13,6%, alcanzando los 471 y 324 millones de euros, respectivamente. De los diez principales destinos europeos de las exportaciones españolas, solo las ventas a Reino Unido han disminuido comparadas con el primer cuatrimestre de 2015, con un ligero descenso del 3,5%, según consta en los datos de Sernauto.

Estas cifras concuerdan con la evolución de las exportaciones de los fabricantes de coches fuera de España. En los últimos meses, la Europa de los Quince ha recuperado su tirón comprador de vehículos salidos de fábricas españolas. Estos países ya acaparan el 76% de todas las exportaciones de coches del país, una tasa a la que no llegaban desde 2012. La zona ha incrementado su peso dentro de las exportaciones desde España en casi dos puntos porcentuales en los seis primeros meses del año. Estos países han adquirido hasta junio 1,011 millones de automóviles.

Normas