Operaciones corporativas

Cómo ganar un 8% en Bolsa con la compra de Syngenta

El mayor obstáculo de la opa de la química ChemChina sobre la suiza Syngenta ha sido derribado. Estados Unidos ha dado su visto bueno a la operación. El potencial es del 8% frente al precio de la oferta

Logotipo de Syngenta en su sede en Basilea (Suiza).
Logotipo de Syngenta en su sede en Basilea (Suiza). Reuters

El mayor obstáculo de la opa de la química ChemChina sobre la suiza Syngenta ha sido derribado. Estados Unidos ha dado su visto bueno a la operación. El potencial es del 8% frente al precio de la oferta.

El Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS, según sus siglas en inglés) dio luz verde a la propuesta de adquisición por 43.000 millones de dólares (unos 38.000 millones de euros) del fabricante suizo de semillas y pesticidas.

El supervisor norteamericano era la mayor amenaza para la transacción, debido a eventuales peligros de que información sensible cayera en manos del Gobierno chino. Y es que ChemChina es un conglomerado controlado, como todas las grandes empresas del país, por el Estado.

El acuerdo de compra entre ambas empresas se anunció el pasado 3 febrero. Entonces, Syngenta se pagaba en Bolsa a unos 400 francos suizos, cuando la oferta era de 465 dólares (450 francos suizos) más un dividendo extraordinario de 5 francos (5,2 dólares), justo antes de que se cerrara la oferta.

En los últimos meses, las dudas de que la operación recibiera todas las autorizaciones pertinentes habían hecho que la cotización de Syngenta se situara en el entorno de los 380 francos.

Ayer, tras conocerse el plácet estadounidense –el país más duro con este tipo de uniones y el más concernido por posibles riesgos de compartición de información con China–, la empresa suiza se disparó un 10%, hasta alcanzar el entorno de los 420 francos suizos.

La buena noticia es que todavía queda un porcentaje respetable por ganar respecto al precio de la opa. La actual cotización en francos equivale a unos 436 dólares, frente a los 465 de la oferta y a los que hay que sumar otros 5,2 dólares (5 francos suizos) del dividendo especial.

Así, frente al precio actual el potencial de ganancia es de cerca del 8%. El porcentaje final dependerá de la cotización del dólar frente al euro (mejor cuanto si sube la moneda estadounidense frente a la europea) y de las comisiones que tengan que abonarse por la transacción.

La operación, con todo, todavía tiene que recibir la aprobación de diferentes supervisores de otros países en los que operará la empresa resultante. Los expertos recuerdan, sin embargo, que el visto bueno de Estados Unidos marca el camino. Tanto Syngenta como ChemChina estiman que la transacción se cerrará hacia finales del presente ejercicio.

Para que surta efecto la operación, además de los plácets regulatorios, se necesita el visto bueno de dueños por el 67% del grupo suizo. El plazo de aceptación de la opa finaliza el 13 de septiembre, pero es previsible que este vaya ampliándose hasta que la operación esté a punto de cerrarse, como ha venido ocurriendo desde que se abrió el primer periodo de aceptación, el pasado 23 de marzo.

Los inversores pueden comunicar a sus intermediarios su intención de acudir a la opa, pero este es un compromiso revocable. El accionista tendrá que indicar a su intermediario que cancela su deseo de acudir; así podrá deshacerse de las acciones antes de que se realice el pago. En este caso, el tipo de cambio que debe mirarse es el del franco suizo frente al euro. Cuanto más se revalorice el primero, más beneficioso para los inversores cuya moneda es el euro.

Normas