Salud

La cirugía estética hace su agosto en vacaciones

El número de intervenciones crece un 30% en el periodo estival

El aumento de pecho se consolida como la operación más demandada.

La cirugía estética hace su agosto en vacaciones
Thinkstock

El verano es sinónimo de playa, el escenario en el que menos ropa se luce. Durante los meses previos a las vacaciones crece el interés por todo tipo de dietas entre quienes creen que deben bajar de peso y se llenan los gimnasios. También hay quienes deciden tomar medidas más drásticas para moldear su cuerpo. Como, por ejemplo, pasar por el quirófano para hacerse algún retoque. Según la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre), el número de intervenciones de cirugía estética aumentan un 30% en verano.

A mayor atractivo, ¿más seguridad?

El 83% de los españoles considera que la seguridad en uno mismo está condicionada por el atractivo con el que nos percibimos. Esa es una de las conclusiones de un reciente estudio realizado en España por Alcon, la filial de cuidado ocular de la farmacéutica Novartis, que busca conocer la opinión del consumidor sobre la importancia de la imagen personal.

Otro de los hallazgos del informe, realizado en base a 2.000 encuestas, es que el 58% de los entrevistados está satisfecho con su aspecto físico. Aunque el 68% de los hombres confiesa fijarse en el cuerpo de las mujeres antes que en el rostro (la proporción entre ellas es del 43%), más de la mitad cree que una mirada intensa gana a cualquier otra cualidad física.

El estudio también indica que son los hombres quienes más se preparan para el verano, recurriendo al ejercicio físico y a las dietas.

“Esperar a los meses de julio y agosto para someterse a una intervención resulta difícilmente compatible con las actividades que más asociamos al periodo estival, como bañarse en playas o piscinas o tomar el sol”, advierte el presidente de Secpre, Cristino Suárez. De acuerdo con los datos de la sociedad, las intervenciones estéticas más demandadas en estas fechas son las cirugías de contorno corporal, en concreto las liposucciones y el aumento de pecho. Les siguen las intervenciones faciales, principalmente rinoplastias (nariz), otoplastias (orejas) y lifting de cara y cuello.

Tomando el conjunto del año, los reyes indiscutibles de la cirugía estética son los pechos. El aumento de mamas acaparó más del 30% de las 65.000 operaciones realizadas en 2013, último año del que Secpre tiene datos completos. Si se suman las operaciones de elevación y reducción de senos se rebasa el 40% del total.

Otras fuentes, como el portal Multiestética.com, aseguran que las peticiones de intervención para aumentar los pechos han crecido un 6,53% en el primer semestre de este año. El tamaño más solicitado por las usuarias de esta web que pone en contacto a las interesadas con las clínicas es el de 350cc (en España los implantes suelen oscilar entre los 120cc y los 800cc). Desde este portal aseguran que la tendencia observada es que las pacientes “buscan cada vez resultados más naturales, y por tanto, un tamaño y perfil de prótesis menor”.

  • Un mercado de corte femenino

Aunque cada vez más hombres pasan por el quirófano, las mujeres son claramente quienes más apuestan por la cirugía estética, representando el 70% de los pacientes. En cuanto a las edades, los usuarios de entre 30 y 44 años concentran el 42,2% de las operaciones, destaca el informe de Secpre, elaborado con datos de 2013. Ese año el sector de la cirugía estética facturó unos 300 millones.

El precio medio de las intervenciones oscila entre los 2.500 euros de la cirugía genital hasta los más de 6.000 a los que asciende el aumento de pechos o los liftings faciales.

Normas