Miguel Aragón Román, médico estético

“El cuerpo es como un coche, hay que que hacerle mantenimiento”

"Los directivos están preocupados por su imagen porque no pueden parecer cansados"

"El deporte es bueno pero en su justa medida, ya que también envejece"

“El cuerpo es como un coche, hay que que hacerle mantenimiento”

Es un apasionado del láser y una de las referencias en medicina estética. El currículo del doctor Miguel Aragón Román, nacido en El Bosque (Cádiz) hace 58 años, viene avalado por diversos másteres en medicina antienvejecimiento, así como varias diplomaturas en cirugía cosmética, dermofarmacia y cosmetología. Es director médico de la Clínica María Auxiliadora de Sevilla, codirector de la Clínica Maux en Madrid –junto a la doctora María José Freire– y miembro de la junta directiva de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía Cosmética. Fue, por ejemplo, pionero en introducir en España la depilación médica (fotodepilación) y la radiofrecuencia capacitativa (thermage). Y ahora apuesta por un nuevo tratamiento exclusivo, Clear & Brilliant, que aúna la técnica del láser de diodo con un nuevo concepto de peeling basado en la biorrevitalización sin agujas.

Pregunta. ¿Cómo ha cambiado la medicina estética en los últimos años?
Respuesta. Cómo médico de estética he aprendido muchas cosas, sobre todo el concepto claro de lo que debe ser la estética y sus protocolos. Debe estar orientada a un nuevo planteamiento, al del rejuvenecimiento pero no a un cambio de cara de los pacientes. Los médicos no podemos cambiar el rostro de una persona, debemos ayudarle a mostrar una imagen más joven, más limpia, más fresca, pero no diferente. Para ello es importante invertir en tecnología.

P. ¿El paciente demanda al médico estar a la última en aparatología?
R. Hoy día tienes que hacer importantes inversiones en última tecnología de vanguardia, láser, ILP, radiofrecuencia..., pero también hay que tener habilidad para manejar la aguja. Nosotros [se refiere a la doctora María José Freire] invertimos todo lo que ganamos en tecnología; de hecho, las inversiones son importantes, pueden oscilar entre 60.000 y 120.000 euros, pero también dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a formar a otros médicos, tanto en España como en Portugal. Es necesario que tengamos unos profesionales bien formados.

P. ¿En qué época del año tienen mayor demanda de tratamientos?
R. Ahora es cuando tenemos un mayor número de pacientes, sobre todo de personas que quieren preparar su cuerpo de cara al verano. Nos piden el tratamiento Vela Shape III, un aparato de remodelación corporal, sin cirugía, que trata la flacidez de la piel, los depósitos de grasa y la celulitis. Nuestro cuerpo es como un coche, hay que hacerle mantenimiento para que nos dure en buen estado mucho tiempo.

P. ¿A los directivos y dirigentes españoles les preocupa su imagen?
R. Cada vez más, y no solo a las mujeres. Los hombres están preocupados por su imagen porque no pueden parecer cansados, tienen siempre que mostrar que son inteligentes, que están preparados y en forma. Pero también hay que tener cuidado porque los excesos son terribles, las caricaturas son lo peor. En estética, menos es más. No todo se arregla con cirugía estética; es importante, además de la genética, tener un estilo de vida sano. El deporte es bueno pero en su justa medida, ya que genera radicales libres y también envejece. Lo más antiestético es la flacidez.