Entrevista

Oscar Martín: “Si el líder tira la toalla, lo mismo hará su equipo”

El consejero delegado de Ecoembes se incorporó a esta organización en el año 1998

Antes había ocupado otros puestos, como la dirección general

Ecoembes

Oscar Martin (Madrid, 1968) ha tenido una gran escuela de liderazgo en el deporte. Concretamente el rugby. Allí aprendió y practicó valores como el trabajo en equipo, el compromiso, el sacrificio o la pasión. La misma pasión por la naturaleza que transmite al hablar de su empresa o ese trabajo en equipo que vertebra su liderazgo de personas.

Pregunta. ¿Cómo entiende el liderazgo? ¿Qué cualidades configuran a un buen líder?

Respuesta. Un buen líder es el reflejo del equipo al que representa. Por ello, considero imprescindible saber escuchar y confiar en las personas que lo rodean. Pero el liderazgo también es inspiración. El líder es el espejo en el que se mira el resto de la organización. No puede faltar la integridad, que debe ser más que una exigencia profesional una cualidad personal que no le debería faltar a ningún directivo. En este mismo sentido está el rigor. La cercanía y el agradecimiento también son fundamentales. Hay que saber exigir, pero también agradecer el esfuerzo, procurando la mejora continua.

P. ¿Dónde aprendió y adquirió estas habilidades de liderazgo?

R. Las habilidades de liderazgo se desarrollan a través de la experiencia y el trabajo del día a día. Trabajar con muchas personas de ámbitos diferentes te enseña y ayuda a incorporar claves de gestión. Durante años he tenido la oportunidad de trabajar con superiores de los que aprender aciertos y errores. Me gustaría destacar también la figura de mi padre, que como empresario me ha inspirado y me ha acompañado, corrigiéndome cuando me he equivocado y enseñándome muchas de las cosas que pongo en práctica a diario.

P. ¿Tiene un modelo de líder?

R. Más que un modelo, creo en los valores del liderazgo. Esto es algo que aprendí cuando comencé a practicar rugby, un deporte basado en el trabajo en equipo, el esfuerzo y la motivación; y donde el compromiso, la pasión y el talento son necesarios. Otra clave es el sacrificio. Como líder, tienes que aprender a caerte y volverte a levantar. Si un líder tira la toalla, lo mismo hará su equipo.

P. En su trayectoria profesional ¿Cuál ha sido su reto más complejo?

R. Sin duda, participar en la formación y consolidación de Ecoembes, que ha marcado un antes y un después en la gestión de residuos en España, así como asumir su dirección general. Su formación supuso un consenso en un ecosistema complejo con un interés común, pero con objetivos distintos: los ayuntamientos (8.000), empresas (12.000) y ciudadanos (47.000). Esto me ha enseñado a pensar cómo piensa el otro y así poder alcanzar acuerdos de consenso sin perder la excelencia.

P. ¿Cuáles son sus retos tras la crisis?

R. El nivel de exigencia y de excelencia es mayor que nunca. Hay que ser mejor cada día en el trabajo que haces, y ser capaz de que la sociedad perciba que ese esfuerzo es real. La crisis ha desembocado en una sociedad nueva, que reclama mayor responsabilidad a las empresas, cercanía y transparencia. En Ecoembes hemos entendido esto como una oportunidad y trabajamos para darle respuesta. No es que antes no lo hiciéramos, pero ahora la forma de hacerlo ha cambiado. Escuchar, adaptar y dar respuesta. Ser flexibles. Es el mayor aprendizaje que podemos extraer de la crisis. Esto exige al equipo adaptarse y salir de la zona de confort. Y en este proceso tienen que sentirse respaldados. Dar la confianza necesaria pero sin perder la firmeza.

P. ¿Cómo balancea el corto y el largo plazo? ¿Qué importancia dedica a la visión de futuro?

R. En Ecoembes es importante cuidar el presente para garantizar el futuro. Hay que tener siempre claro el objetivo a medio-largo plazo, pero es lo que hacemos en el día a día lo que nos va a permitir alcanzarlo. No tomo una decisión sin plantearme qué impacto tendrá mañana y la responsabilidad que dejas a los que vienen detrás de ti.

P. ¿Cuál es para usted el mejor libro de liderazgo?

R. Me decantaría por Inteligencia política, de Pascual Montañés.

P. ¿A que dedica su agenda? Reparta el 100% de su día entre las distintas actividades. ¿A que no llega?

R. Soy muy organizado. Viajo dos o tres días por semana. Por eso reservo tiempo con mi equipo, y no solo con los directivos, para conocer de primera mano los avances de nuestros proyectos. En el ámbito personal, el deporte es clave y forma parte de mi agenda. Lo amigos y la familia son prioritarios. Intento reservar los fines de semana para descansar, pero también aprovecho la tranquilidad de los domingos para pensar en temas estratégicos.

P.¿Cuál es la importancia de la cultura empresarial en su gestión?

Rr. Es un factor determinante. La cultura y los valores corporativos reflejan la forma de ser de una empresa y son los elementos de cohesión del equipo. En el caso de Ecoembes, por encima de todo, creemos en la colaboración –uno de los valores que caracterizan al sistema de reciclaje que coordinamos- y por eso nos esforzamos por ejemplificarla y aplicarla desde dentro.

Normas