Breakingviews

Bancos europeos que nadan río arriba

La entidad holandesa ING y sus homólogas francesas Societé Générale y Crédit Agricole incrementaron sus ganancias en el segundo trimestre del año.

Detalle del logotipo de ING en el edificio de la sede del grupo bancario y asegurador holandés en Amsterdam (Holanda).
Detalle del logotipo de ING en el edificio de la sede del grupo bancario y asegurador holandés en Amsterdam (Holanda). EFE

Los recientes test de estrés a nivel europeo dieron la impresión de que algunas entidades van a la deriva dado y que los bajos tipos de interés afectan a la rentabilidad. Pero las decentes ganancias del segundo trimestre del banco holandés ING y de sus homólogos franceses Société Générale y Crédit Agricole sirven como recordatorio de lo que otros se encuentran en mejor forma.

El banco holandés fue el artista destacado del trimestre hasta junio. Al igual que Société Générale y Crédit Agricole, el balance de ING recibió un impulso al deshacerse de una participación en la empresa de pago con tarjeta Visa Europe. Pero las ganancias del banco holandés también crecieron un 8% respecto al mismo periodo del año anterior. La clave fue un fuerte crecimiento de 10.000 millones de euros en préstamos al por mayor desde finales de marzo, significativamente mayor que en los trimestres anteriores.

La mayor demanda de crédito de clientes corporativos también ayudó a Société Générale, aunque las ganancias trimestrales habrían caído si no se hubiera desprendido de Visa Europ¡e. El banco sumó 1.500 clientes comerciales en Francia durante ese tiempo, el nivel más alto desde hace cinco años. Crédit Agricole también creció en préstamos a los profesionales franceses y las empresas en un 7%.

Los bajos tipos todavía están afectando a las entidades, según confirmó el jefe de ING, Ralph Hamers. Crédit Agricole fue el que más sufrió en el ámbito doméstico, pero unos fuertes beneficios globales le permitieron incrementar su posición de capital en el trimestre –algo que antes preocupaba–. Además, la política monetaria acomodaticia ayuda a los bancos en un aspecto: los tres están manteniendo un bajo nivel de préstamos problemáticos en relación a los activos.

Sin embargo, en última instancia, los tres bancos terminaron con un nivel de capital común Tier 1 igual o superior al 7,5% de sus activos ponderados por riesgo tras los recientes test de estrés europeos. El incremento posterior a 2008 en los ratios de capital está evitando que las entidades sean arrastradas al mar.

Normas