Test de estrés a la banca

Conoce cuáles son los bancos más rentables de Europa

test estrés banca Ampliar foto

Como ya sucedió en ocasiones anteriores, el mercado siempre da una vuelta de tuerca a los resultados de los test de estrés a la banca. La experiencia de exámenes previos terminaba demostrando en muchos casos que la realidad superaba a la fotografía que mostraba el test y que bancos que aprobaban la prueba terminaban siendo recapitalizados. Monte dei Paschi, única entidad que no ofrece el requisito mínimo de capital en el escenario adverso del test de este año, ya suspendió el examen de 2014, sin que hasta la tarde del viernes haya presentado un plan de recapitalización de la suficiente credibilidad como para atajar de una vez sus problemas.

Los inversores siguen analizando por tanto con cautela los resultados del ejercicio al que ha sometido a la banca la Autoridad bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés). Ante el aprobado casi generalizado, dudan ahora de la holgura con que cada banco afrontará las exigencias que le va a marcar el regulador, una vez conocidas sus debilidades y fortalezas gracias al test. Pero más allá de la solvencia y de que persistan dudas razonables sobre la verdadera salud de la banca italiana y portuguesa, los inversores también ponen el foco en la rentabilidad, el gran desafío del sector en un entorno de tipos cero y sobre la que el ejercicio de estrés pasa de refilón.

  • Rentabilidad negativa

La solvencia es la prioridad después de años de crisis y rescates multimillonarios con cargo a las arcas públicas. El test sí sirve para alejar el fantasma de una nueva oleada de rescates en caso de crisis, aunque tal escenario haría a los bancos mucho menos rentables de lo que son ahora, un motivo más para ahuyentar a los inversores de los valores bancarios. El deterioro en la cartera de crédito que provocaría una crisis desembocaría en un consumo de capital que la EBA cifra para el conjunto del sector en 349.000 millones de euros entre 2016 y 2018, a lo que se sumaría otro impacto en capital por 105.000 millones en riesgo operacional, que incluye por ejemplo los costes de litigios, y otros 98.000 millones de euros de impacto en capital por riesgos de mercado, como el deterioro de la cartera de deuda en balance. El sector sufriría con estos ajustes pérdidas en su cuenta de resultados de 2016 a 2018 de 90.000 millones de euros, lo que resulta en rentabilidades negativas. Sin beneficio no hay rendimiento sobre recursos propios, que también menguan en un escenario de crisis económica.

La rentabilidad sobre recursos propios (ROE) de los 51 bancos analizados quedaría de media en una tasa negativa del 2,10%, frente al 5,29% del escenario base, según cálculos de la consultora Álvarez & Marsal, que toma como referencia el beneficio (o pérdida) acumulado a lo largo de tres años, de 2016 a 2018, sobre los recursos propios acumulados por cada banco a lo largo de ese período. Solo ocho bancos lograrían un ROE positivo en el escenario adverso, y a tasas tan bajas que difícilmente se puede hablar de rentabilidad para su negocio bancario.

  • A gran distancia del 10%

En ese reducido grupo aparecen dos bancos españoles: Criteria, el holding que controla el capital de Caixabank, y BBVA, con respectivos ROE del 1,73% y 0,12% en ese escenario adverso. El podio lo copa la banca sueca, con Swedbank como banco más rentable en el escenario adverso aunque su ROE, en el 7,95%, no llegue al mínimo de entre el 8% y 10% deseable para los inversores.

La distancia respecto al 10% al que aspiran los bancos españoles, referencia para cubrir el coste de capital, es abrumadora en el escenario adverso y también en el escenario base. Aquí el estrés sobre el escenario macroeconómico es más suave, cuando ya de por sí el escenario adverso tampoco contempla una recaída económica profunda: el PIB español crecería el 0,2% en 2018 en el peor de los casos y se contraería el 0,8% en 2017. Las bajas rentabilidades del escenario base dan la clave de por qué la banca europea cotiza con descuento, a apenas 0,7 veces sobre su valor en libros, apuntan desde Álvarez & Marsal.

En el escenario base, los papeles cambian y es Sabadell la entidad más rentable, con un ROE del 8,22%, teniendo en cuenta el saldo acumulado en tres años en beneficios y en recursos propios. Por el contrario BFA Bankia arroja un ROE del 2,44%, a pesar de que en el primer semestre del año su filial Bankia ya alcanza un ROE del 8,2%, el más elevado entre los seis grandes bancos. Después de todo, el examen de la EBA es una foto fija en una situación de estrés, a cierre de 2015. No contempla por tanto las mejoras en capital y beneficios que ya pueden haber logrado los bancos españoles, como tampoco el deterioro adicional de su crédito.

Normas