Advertencia de la CNMV

Operaciones binarias y CFD, la ruleta rusa de la inversión

Un estudio de la Esma denuncia que el 75% de los clientes pierde dinero con las opciones binarias, el enésimo invento para ganar dinero con la especulación

Fotocomposión de una ruleta, un reloj y dinero.
Fotocomposión de una ruleta, un reloj y dinero.

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (Esma) y la CNMV lanzan una advertencia sobre la comercialización de contratos por diferencias (CFD, por sus siglas en inglés), opciones binarias y otros productos especulativos a los inversores minoristas.

Las operaciones binarias son un producto cuyo funcionamiento se asemeja al de un casino o al de una casa de apuestas. La principal función de un inversor de binarias consiste en determinar si un valor subirá su precio o bajará. Los contratos por diferencias por su parte son un derivado no cotizado y con un alto efecto de apalancamiento para el inversor; con 1.000 euros de inversión se puede jugar, por ejemplo con 10.000 o incluso más, cubriéndose las posibles pérdidas por parte del inversor.

Las plataformas que operan de esta manera se han multiplicado. La mayoría de ellas promete unos rendimientos extraordinarios en cuestión de minutos y radican su actividad en la isla de Chipre, un lugar que estaba en la lista de paraísos fiscales de España hasta 2014, país que tuvo que ser rescatado y que estuvo en el punto de mira por blanqueo de capitales procedentes de Rusia.

La Esma informa que, desde mediados de 2015, ha coordinado un grupo de reguladores nacionales cuyo trabajo se ha centrado en cuestiones relativas a esas empresas de inversión con sede en Chipre que comercializan contratos por diferencias y opciones binarias en toda Europa, a través del denominado pasaporte europeo en régimen de libre prestación de servicios; esto es, sin establecimiento físico en el estado miembro de acogida.

La iniciativa de la Esma responde al aumento en la comercialización de estos productos a inversores minoristas, detectado por el organismo y por varios supervisores nacionales, y al número de reclamaciones de los inversores que han sufrido pérdidas significativas. Las plataformas de inversión binaria captan a estos minoristas a menudo a través de prácticas de marketing agresivas y anuncios seductores y llamativos que dan la impresión al cliente de que puede convertirse automáticamente en un auténtico bróker de Bolsa al más puro estilo de Hollywood. 

Con el fin de promover enfoques de supervisión comunes sobre estas modalidades de inversión en toda la Unión Europea, Esma publicó una nota tras analizar los resultados individuales obtenidos durante casi dos años. Al igual que en la mayoría de ocasiones en las apuestas, la banca es la que gana y en este caso, la plataforma de inversión binaria es la que se queda con el dinero de los inversores. La nota de la Esma denuncia que, de 8.000 clientes de las entidades más activas en la comercialización de este producto complejo, el 75% pierde dinero.

En la advertencia de la Esma se recuerda que son productos de riesgo, complejos y especulativos y se señala que estos productos en numerosas ocasiones se anuncian para clientes minoristas a través de plataformas online. Además, los supervisores han detectado que estos productos también se ofrecen a través de entidades no autorizadas ni reguladas, ni siquiera por Chipre. Esma destaca que son productos no estandarizados y que, por ello, sus condiciones pueden variar de una empresa de inversión a otra. 

La CNMV comparte la preocupación de Esma por la adecuada comercialización de este tipo de productos y desea dar traslado a los posibles inversores de los riesgos que la operativa con los contratos por diferencias, las opciones binarias y otros productos especulativos comportan. El supervisor español advierte de que carece de competencias supervisoras sobre las empresas de inversión que comercializan estos productos acogiéndose al pasaporte comunitario sin mantener una presencia física en España.

Normas