Breakingviews

El abrazo de Wall Street a Clinton

El empresario y exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg apoyará a la candidata demócrata a la Casa Blanca.

Hillary Clinton
La candidata demócrata a las elecciones presidenciales de EE UU, Hillary Clinton.

Nadie lucha por los intereses de Wall Street como Mike Bloomberg. ¿Y por qué no habría de hacerlo? Durante 12 años gobernó como alcalde de la ciudad de Nueva York, cuya fortuna económica está íntimamente ligada al éxito de la industria financiera. Además, la firma de datos financieros que lleva su nombre es uno de los principales proveedores de picos y palas para la banca global.

Así que cuando el exdemócrata convertido en republicano y luego en independiente coqueteó con la posibilidad de convertirse en un tercer candidato a la presidencia de Estados Unidos a principios de este año, Bloomberg se convirtió rápidamente en la elección de los plutócratas.

Bloomberg muestra sin pudor sus lazos con la industria financiera, como hizo con su apoyo a Goldman Sachs

Esta es una época en la que Wall Street se ha convertido en sinónimo de un comportamiento inaceptable. Desde el Partido Republicano este año se pide la vuelta de la Ley Glass-Steagall, que obligó a las instituciones financieras a separar sus actividades de banca de inversión y comercial. El Partido Demócrata ha hecho del control de Wall Street un punto central de su programa. Bloomberg, por su parte, muestra sin pudor sus colores ligados a la industria financiera.

Un ejemplo fue su firme apoyo a Goldman Sachs. Después de que Ted Cruz pronunciara su encendido discurso en la convención republicana la semana pasada, en el que no apoyó a Donald Trump, su esposa tuvo que soportar a los delegados rebeldes que gritaban “Goldman Sachs”, para quien trabaja. Clinton sigue defendiéndose de las críticas por haber pronunciado un par de discursos pagados a la firma dirigida por Lloyd Blankfein.

Pero cuando un exbanquero de Goldman escribió un editorial acusando a la firma de dejar de lado los intereses de los clientes para ganar dinero, Bloomberg fue a la sede de Goldman para mostrar su apoyo a “las empresas que están en esta ciudad, nos ofrecen una amplia base de impuestos y dan trabajo a nuestro pueblo”.

Desde que dejó el ayuntamiento hace tres años, Bloomberg ha vuelto a su firma de información financiera. Su respaldo a Hillary Clinton es un cursi beso de Wall Street que puede hacerle más mal que bien.

Normas