Es la primera mujer candidata a la presidencia del país

Clinton, la primera mujer candidata a la presidencia de EE UU

El Partido Demócrata eligió anoche por aclamación a la candidata a petición de su rival, Bernie Sanders.

En medio del escándalo por favoritismo en el partido revelado por Wikileaks.

Hillary Clinton Ver fotogalería
La candidata a la presidencia de EEUU, en una videoconferencia, durante el Congreso Nacional de los Demócratas en Filadelfia REUTERS

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton hizo hoy historia al convertirse en la primera mujer candidata a la Presidencia de EE.UU. por uno de los dos grandes partidos del país, el Demócrata, que la eligió por aclamación a petición de su rival en las primarias, el senador Bernie Sanders.

Los delegados demócratas de todo el país, reunidos en la Convención del partido en Filadelfia, eligieron formalmente como candidata a la ex secretaria de Estado, que superó los 2.383 votos necesarios con los aportados por Dakota del Sur.

Al final de la votación, Clinton logró el apoyo de 2.842 delegados, mientras que Sanders recibió el apoyo de 1.865 y hubo 56 abstenciones.

El estado de Sanders, Vermont, solicitó ser el último en votar y cuando les llegó el turno el senador cedió todos los delegados que apoyaban su candidatura en la Convención Demócrata y llamó al voto unánime en favor de la ex secretaria de Estado.

Así, Clinton fue elegida por aclamación, entre aplausos y vítores de los asistentes al cónclave, gracias a que Sanders imitó hoy el elegante gesto que la ex primera dama tuvo en 2008 con el entonces senador Barack Obama en la Convención Demócrata en Denver (Colorado).

Entonces, algunos delegados votaron por Clinton, la perdedora de las primarias, pero ella, como parte de la delegación de Nueva York, pidió que se detuviera la votación para que Obama fuese proclamado candidato presidencial de manera unánime.

Sanders y su mujer, Jane, presenciaron en directo la votación de la convención, que tiene lugar en el pabellón deportivo Wells Fargo de Filadelfia, mientras que Clinton la siguió desde su casa en Nueva York, de acuerdo con su campaña.

La senadora Barbara Mikulski, la más veterana de la Cámara Alta con casi 30 años en el cargo, fue la encargada de presentar oficialmente la candidatura presidencial de Clinton en nombre de “todas las mujeres” que, como ellas dos, han “roto barreras”.

También habló en favor de Clinton el congresista negro John Lewis, quien destacó que los demócratas son “el partido del futuro”, porque ya nominaron en 2008 a Obama, el primer afroamericano en llegar a la Casa Blanca, y ahora han convertido a la ex secretaria de Estado en la primera mujer candidata de la historia.

Durante el proceso de votación, que se prolongó durante algo más de una hora y en el que intervienen representantes de todos los estados, se vio a Sanders emocionado en algunos momentos, en particular cuando su hermano Larry, que vive en Reino Unido, se encargó de emitir el voto de los demócratas que residen en el exterior.

En las gradas, seguidores de Sanders protestaban durante la votación y un joven de Michigan explicó a Efe que todo el proceso de selección del candidato demócrata a la Casa Blanca ha sido un “fraude”.

Pese a que, en su discurso ante la convención el lunes, Sanders pidió a sus votantes que apoyen a Clinton en las elecciones de noviembre para evitar un triunfo del candidato presidencial republicano, Donald Trump, muchos se resisten a hacerlo.

De hecho, cientos de delegados y seguidores Sanders protestaron hoy con una sentada en las carpas para la prensa instaladas en la Convención Demócrata, apenas unos minutos después de la elección de Clinton.

“Mi partido me traicionó hoy, he sido una demócrata por 35 años y, es una lástima, pero mi partido me ha traicionado”, dijo a Efe Nadine Gallagher, una delegada por Oklahoma y profesora de escuela que durante un año después del trabajo se dedicó de lleno a participar en la campaña de Sanders.

“Creo que Clinton ha ganado haciendo trampas, soy una profesora y si mis alumnos hacen trampas, suspenden el examen. Era su turno y el Partido Demócrata lo apañó todo para que ella fuese elegida”, consideró Gallagher, que asegura que no votará en noviembre por la ex secretaria de Estado “bajo ninguna circunstancia”.

En la misma línea, Jane Kanagy, delegada por Ohio, comentó a Efe que está “molesta con el partido”.

Kanagy considera que, durante la convención, no se ha abordado el escándalo por los correos filtrados del Comité Nacional Demócrata (DNC) que revelaron estrategias de funcionarios del partido para debilitar la campaña de Sanders en favor de Clinton.

“Yo no puedo votar por sus políticas y su plataforma”, sostuvo Kanagy acerca de Clinton.

Esta noche cerrará el segundo día de la convención el expresidente Bill Clinton, quien en Twitter se declaró “orgulloso” de la candidatura de su esposa a la Casa Blanca.

Clinton aceptará formalmente la candidatura presidencial del Partido Demócrata el jueves con un discurso que clausurará la convención de cuatro días y será presentado por su hija,

Normas
Entra en El País para participar