Lo que debe valorar un autónomo antes de tener hijos

El permiso de paternidad tiene una duración de 13 días y la baja por maternidad se extiende hasta las 16 semanas

Lo que debe valorar un autónomo antes de tener hijos

Ser autónomo y tener hijos puede resultar algo complicado de compatibilizar. La Seguridad Social cuenta con una serie de compensaciones y ayudas cuando un autónomo tiene hijos. Las repasamos a continuación con el objetivo de que los trabajadores por cuenta propia valoren su decisión conociendo de antemano las coberturas existentes.

En primer lugar, destacar que los trabajadores autónomos tienen derecho a solicitar el permiso de paternidad, al igual que ocurre en el ámbito asalariado. Sin embargo, su alta presencia y dependencia en el desarrollo de la actividad dificulta que éste permiso pueda disfrutarse en las mismas condiciones que un asalariado. En cuanto a la prestación en sí, la cuantía equivale al 100% de la base reguladora que el autónomo tenga establecida para la incapacidad temporal por contingencias comunes. En la mayoría de los casos, los autónomos cotizan por la base mínima, lo que representará una prestación de 875,70 euros.

Para poder solicitar la prestación por paternidad los trabajadores por cuenta propia deben estar al corriente de pagos en la Seguridad Social y presentar una declaración de actividad en un plazo de 15 días desde que comienza el permiso. Hay que tener en cuenta que durante el período de disfrute del permiso el trabajador deberá seguir haciendo frente a las cuotas de autónomos y dejará de ingresar por el desarrollo de su actividad. De ahí que existan dudas sobre la cobertura en sí y las condiciones frente a otros Regímenes de la Seguridad Social.

Bajas por maternidad

Las mujeres autónomas que tengan hijos también pueden pedir la baja por maternidad, establecida en un periodo de 16 semanas. En este caso, la prestación no se calcula sobre las cuotas de autónomos sino que las madres tendrán derecho al 100% de su base de cotización del mes anterior a la baja por maternidad.

Si durante su baja, la autónoma contrata a otra persona para sustituirla obtendrá una bonificación del 100% tanto en los seguros sociales del trabajador contratado, como en sus cuotas de autónomos, durante todo el periodo que dura el permiso. En este caso, las madres ingresarán por su baja pero tendrán que hacer frente al salario de su sustituto, por lo que la madre tendrá que pagar al trabajador prácticamente todo lo que ingresa.

Contratar a un hijo

Los profesionales autónomos deben saber que, en el futuro, podrán contratar a sus propios hijos para trabajar en su negocio. Los hijos podrán cotizar en el Régimen General de la Seguridad social si son menores de 30 años o tienen alguna discapacidad que les impida acceder al mercado laboral. Si son mayores de 30 años tendrán que demostrar que son económicamente independientes para cotizar en el Régimen General.

Normas