Breakingviews

Theresa May tiene más de Merkel que de Thatcher

Con el abandono de su principal rival en la carrera por el liderazgo de los tories, la ministra del Interior se convertirá en la nueva primera ministra de Reino Unido.

La ministra británica del Interior, Theresa May frente al 10 de Downing Street.
La ministra británica del Interior, Theresa May frente al 10 de Downing Street.

Dejando a un lado la victoria de Andy Murray en Wimbledon, Reino Unido acaba de recibir la primera buena noticia tras la votación sobre el brexit. La retirada ayer de Andrea Leadsom de la contienda significa que la ministra del Interior, Theresa May, se convertirá en la líder conservadora. Eso implica que se convertirá en la primera jefa del Ejecutivo británico desde Margaret Thatcher.

La salida de la última rival de May implica que el país tendrá una nueva líder de forma inminente en lugar en septiembre. Eso reduce la incertidumbre, tal y como parecieron reconocer unos mercados de divisas y de valores más estables. May es también la opción más fuerte. Ha estado en uno de los cuatro puestos más altos en Westminster durante seis años. Al haber respaldado solo de forma muy cautelosa la campaña a favor de la permanencia en la Unión Europea, es también uno de los pocos altos cargos que puede presidir de forma creíble la salida de Reino Unido de la UE. Además, May se ha comprometido a esperar hasta final del año antes de impulsar de manera formal el proceso.

Es uno de los pocos altos cargos del Partido Conservador que puede presidir de forma creíble la salida de la UE

Si el futuro de Reino Unido está en el Espacio Económico Europeo (EEE) –con acceso al mercado único, aunque sin influencia adicional sobre sus reglas– los negociadores británicos tendrán que dar algo a cambio.

Otros miembros del EEE aceptan la libre circulación de ciudadanos de la UE. Es posible que la combinación del regateo británico y la crisis que rodea a los refugiados que llegan a Europa incite a la UE a limitar la libertad de movimiento de todo el mundo. Ello permitiría ganar a May.

En un discurso el lunes, poco antes de la retirada de Leadsom, May canalizó algunas ideas que tienen más a la izquierda. Se mostró a favor de la representación de los trabajadores en los consejos de administración, de la luchar contra la evasión fiscal, de un mayor control de las fusiones y otras posiciones que podrían inquietar a los lobbies empresariales.

Thatcher sacudió la clase dirigente y la economía de Reino Unido. Parece que el enfoque de May se basará más en el consenso, como el de la canciller alemana, Angela Merkel. En este momento, es probable que los británicos elijan cualquiera de esos estilos en lugar del caos de las últimas semanas.

Normas