Deporte

Pau Gasol, toda una carrera tomando decisiones

A los 18 años decidió dejar la medicina por el baloncesto.A los 36, inicia una nueva vida en los San Antonio Spurs.

Gasol, durante un partido con la selección española en el Eurobaket de Francia del año pasado.
Gasol, durante un partido con la selección española en el Eurobaket de Francia del año pasado.

En octubre, Pau Gasol dará comienzo a su 16ª temporada en la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA. Un número especial para el español. En ese tiempo, con el 16 en su espalda, y los 36 años recién cumplidos, se ha convertido en una referencia de la competición, tanto por un rendimiento deportivo sobresaliente como por ser ejemplo de disciplina y comportamiento. Logros nacidos de su criterio en la toma de decisiones.

La última, su fichaje por los San Antonio Spurs, siempre favoritos a ganar el título. “Llevan mucho tiempo haciendo bien las cosas, son un referente en la liga y tienen una cultura y una filosofía que les ha dado muchísimos éxitos", analizó Gasol en una conferencia impartida el martes, el mismo día en que confirmó el fichaje, ante 1.200 antiguos alumnos del IESE. La escuela de negocios le ha dedicado un caso de estudio, dirigido por el profesor Santiago Álvarez de Mon, que destaca del jugador, al que define como reflexivo e inquieto, su interés por la formación.

La regularidad deportiva de su nuevo equipo, la opción de ser entrenado, en opinión de Gasol, por “el mejor entrenador de la liga", Greg Popovich, y el esfuerzo económico demostrado –firma un contrato de una temporada y otra opcional a cambio de 30 millones de dólares (27 millones de euros) por ambas– han pesado en una decisión “nada fácil". Para tomarla, ha valorado lo mejor para él y para su entorno más cercano y se ha dejado asesorar por sus agentes: “Casi llegan a formar parte de tu familia. Entienden tus necesidades, negocian tus contratos... Tiene que haber una confianza, tu agente siempre vela por tus intereses”.

Gasol lleva tomando decisiones desde los 18 años, cuando dejó de estudiar Medicina para centrarse en el juego. “Tenía confianza en tener una buena carrera deportiva, pero también era competitivo con las notas y me gustaba estudiar". De hecho, este mes de junio ha acudido a un curso sobre gestión deportiva en Harvard: “En mi casa siempre se fomentó que la educación era la prioridad".

La apuesta por el deporte le salió ganadora. Con 20 años ya era una figura del Barcelona, con una exhibición histórica en la Copa del Rey de 2001. Gasol estaba en negociaciones para renovar su contrato, que finalizaba en 2002, aunque no recibió una oferta acorde a su rendimiento. Tras ganar la ACB, llegó la posibilidad de la NBA: “Fui al draft [procedimiento de la NBA por el cual cada franquicia elige, en dos rondas, dos jugadores menores de 23 años] con la idea de ser escogido. Mi agente me preguntó si me comprometía a irme a jugar a EE UU si era elegido entre los cinco primeros. Dije que sí, porque no me daba muchas opciones. Mi intención era cumplir el año que me quedaba en el Barcelona". Fue escogido en el tercer puesto y el club culé le dio un cheque en blanco para renovar, pero “soy un hombre de palabra y cumplí con el compromiso que había dado". En su primera temporada, Gasol fue nombrado mejor novato en Memphis Grizzlies. Ese año se ganó el respeto de uno de los grandes jugadores de la liga: Kevin Garnett. “Se caracterizaba por su intimidación. Veía a un chico que destacaba y quería intimidarme física y verbalmente. En un momento dado, me calenté e hice un mate ante él. Nunca me hizo nada más. En la NBA te tienes que hacer respetar".

Tras triunfar en Memphis, en febrero de 2008 fue traspasado a Los Ángeles Lakers. Algo sobre lo que no pudo decidir, pero sí en 2014, cuando, tras seis años y dos campeonatos, decidió salir. La estrella del equipo, Kobe Bryant, intentó convencerle por todos los medios para seguir. “Decidí que necesitaba un nuevo impulso", reconoció Gasol, y pasó a los Chicago Bulls, donde su rendimiento individual ha estado por encima del colectivo. Siempre tomando la responsabilidad en los momentos críticos, al igual que en la selección española. “Hacerlo requiere de un entrenamiento deportivo y mental. Prepararte para que, cuando llegue el momento clave, juegues con naturalidad y determinación, que no exista la duda. Ese instinto asesino, la asunción del éxito y del error, es lo que diferencia a los grandes jugadores".

Reflexión, seguridad, compromiso y personalidad identifican a un Gasol sin fecha de caducidad:“Soy una persona ambiciosa y nada conformista, y quiero seguir jugando.Soy un privilegiado”.

Claves de su trayectoria

Gasol y Bryant, cuando jugaban en Los Ángeles Lakers
Gasol y Bryant, cuando jugaban en Los Ángeles Lakers

Phil Jackson
El mejor entrenador de la historia de la NBA le hizo ganar dos anillos de campeón con los Lakers. “Era un gran gestor de talentos. Entendía qué tipo de jugador manejaba para motivarle, pincharle… Para sacarle rendimiento. Es una persona que inspira muchísimo respeto por su trayectoria, y a la que aprecio mucho”.

Kobe Bryant
Más que un compañero en los Lakers, y una leyenda de la NBA. “Su obsesión era ser el mejor y ganar. Trabajaba a todas horas y retaba a los compañeros para que estuviésemos a nuestro máximo nivel”.

Cultura
Es un apasionado de la lectura, la ópera y el teatro. Para Phil Jackson, ese interés más allá del baloncesto convierten a Gasol en un jugador con una inteligencia especial.

Fundación
Creó la Gasol Fundation con 23 años. Está centrada en la prevención de la obesidad infantil, y también participa su hermano Marc. Gasol también es embajador de buena voluntad de Unicef.

Retirada
Confiesa que lleva tiempo preparándose para ese momento:“Quiero seguir teniendo retos y aprovechar la facilidad que tengo para hacer ciertas cosas y el impacto social que mantengo. Y seguir vinculado al deporte de cualquier manera”.

Normas
Entra en El País para participar