Radiografía del mercado de trabajo

La precariedad se ceba con los ocupados menores de 34 años

Los cotizantes más protegidos son los de 55 a 59 años, con un 80,6% de indefinidos

En el otro lado, el 95,7% de los menores de 19 años tiene contrato parcial y temporal

La precariedad se ceba con los ocupados menores de 34 años Ampliar foto

Empleo hizo oficiales el lunes los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social en junio. En ese mes se firmaron cerca de dos millones de contratos, de los que 148.395 fueron indefinidos (un 7,4% del total) y 1,77 millones fueron temporales (un 92,6%). Argumentos que sirvieron a los sindicatos para insistir, al igual que lo han hecho desde que se dejó de destruir empleo en España, en que los puestos de trabajo que se están creando (a un ritmo cercano al millón de puestos de trabajo anual en 2014 y 2015) son precarios.

Si el foco se amplía al conjunto de los afiliados a la Seguridad Social (aquí no se tiene en cuenta ni a los autónomos ni los regímenes especiales de empleados del hogar y del agrario), el retrato del mercado laboral es un poco más dulce. De los 12,1 millones de afiliados del régimen general (aquí quedan excluidos ocupados en formación y prácticas, funcionarios y cuidadores no profesionales, en los que Empleo no detalla su relación laboral), 8,15 millones tiene contrato indefinido, lo que representa un 67,7% del total de trabajadores. Si a esa primera condición le añadimos el empleo a jornada completa, la cifra baja a 6,3 millones y el porcentaje retrocede al 52,8% del total de afiliados.

Los cotizantes con una relación menos estable suman 4 millones, el 33% de los afiliados

Los datos por edades, sin embargo, sí muestran diferencias más apreciables y reflejan en qué colectivos se está concentrando la precariedad, entendida como trabajo con contrato temporal y a tiempo parcial. Y los más perjudicados son los menores de 34 años y los mayores de 60 años. Todos ellos suman 4 millones de afiliados y suponen el 33% de los cotizantes en España. Por franjas de edad, los peores datos corresponden a los menores de 19 años (74.484 ocupados), en los que tienen contrato indefinido el 18,7% y solo el 4,3% tiene jornada a tiempo completa con un trabajo indefinido. Ese bajo porcentaje también se repite en los afiliados entre 20 y 24 años (558.099) y los situados entre 25 y 29 años (1,19 millones). En el primer caso, el 33,1% de los cotizantes tiene contrato indefinido y solo el 15,7% además trabaja a jornada completa. En el segundo, los porcentajes son superiores, aunque se sitúan por debajo de la media del mercado laboral, con un 51,6% de contratos indefinidos y un 35,3% con jornada a tiempo completo.

La precariedad, sin embargo, no es exclusiva de los afiliados más jóvenes, ya que también se produce entre los ocupados mayores de 60 años, que también están por debajo de la media. El porcentaje de contratos indefinidos entre aquellos ocupados con edades entre 60 y 64 años es del 68,6%, por encima de la media nacional, mientras que la cifra de contratados indefinidos a tiempo completo baja hasta el 52,3%, cinco décimas menos. Especialmente llamativo es el caso de los mayores de 64 años, en los que tan solo el 46,3% son indefinidos a tiempo completo.

Los salarios más bajos para los temporales a tiempo parcial

El hecho de tener un contrato indefinido o temporal establece, en primera instancia, una mayor o menor estabilidad en la relación laboral con el empleador. Pero también está ligado a la remuneración que percibe el trabajador. Así se puede constatar en la última encuesta de estructura salarial, que realiza anualmente el INE, en la que se establece el salario medio por tramos de edades.

En 2014, último año disponible, el salario medio se situó en 22.858 euros, con fuertes diferencias por tramos de edades y con una relación directa con los contratos indefinidos. Los que más cobran son los que sitúan entre 55 y 59 años, con un salario bruto anual medio de 27.360 euros, que casualmente son los que tienen un porcentaje mayor de contratos indefinidos a tiempo completo (un 64,5% sobre el total de esa franja de edad). En el otro lado, los que menos cobran son los que tiene menos de 19 años, con un salario medio de 7.732 euros al menos. En esta franja de edad, el 95,7% de los afiliados tiene un contrato temporal a tiempo parcial.

Normas