180.000 autónomos firman por una cuota más justa

Los responsables de esta campaña aseguran que en España los trabajadores por cuenta propia pagan más de cuota que en el resto de Europa

180.000 autónomos firman por una cuota más justa

Los autónomos reclaman una cuota más justa. En concreto han sido 180.000 los que han apoyado la iniciativa de Ayuda-T Pymes, que llevan algo más de un año recogiendo firmas para ser escuchados por la clase política y que además intentan utilizar el altavoz de las redes sociales con la etiqueta #justiciaparalosautónomos.

En una consulta que realizó esta compañía entre sus clientes encontraron que la mayoría de ellos intentarían modificar la cuota para mejorar el día a día de su negocio. La cantidad que deben afrontar supone un gran coste para estos profesionales, sobre todo cuando arrancan un proyecto o se acaban de dar de alta.

Lo que empezó como una simple recogida de firmas en change.org para solicitar una cuota más justa acabó transformándose en la lucha de muchos, en donde ya hay 180.000 autónomos reclamando mejoras en este sentido. La iniciativa pasa por cambiar el precio que abonan los trabajadores por cuenta propia, estableciéndolo el pago en función de los ingresos de cada uno. En caso de no llegar al salario mínimo interprofesional pasaría a ser totalmente gratuita.

Desde la asesoría donde partió esta idea explican que “si comparamos a España con el resto e Europa, podemos ver cómo esta situación ha evolucionado en otros países y cómo han conseguido adaptarse a las necesidades actuales de manera satisfactoria”.

En países como Italia, en función de los beneficios se paga un 20%; en Francia, durante el primer año no hay cuotas y a partir de esta fecha se abona el impuesto según los ingresos; en Alemania los autónomos que rebasan los 1.700 euros de ingresos afrontan una cuota de 140 euros, mientras que en Reino Unido se paga una cuota fija reducida y en caso de ingresos superiores se pagarían un plus.

Más apoyo a los que crean el empleo de verdad

Pese a que la situación de crisis ha golpeado con fuerza a España, son muchos los emprendedores y empresarios que han apostado fuerte por sus proyectos. Aseguran que las instituciones no deben olvidarse que “son uno de los grandes motores de nuestro país y los que generan el empleo”.

Normas